¿Cómo funciona el proceso de pago de un reclamo de seguro de vivienda?

¿Cómo funciona el proceso de pago de un reclamo de seguro de vivienda?

En el caso que un siniestro afecte su propiedad y usted inicie un reclamo, por lo general la aseguradora enviará un tasador a visitarle y definir los daños. El tasador, también llamado “ajustador” (del inglés adjuster), inspeccionará los daños y le hará una oferta por una cierta suma de dinero para hacer las reparaciones. El primer cheque que usted recibe es a menudo un adelanto de la indemnización total. Este, por lo general no es el monto final del acuerdo de indemnización (settlement).

Si le ofrecen un cheque durante la visita del tasador, es una buena idea que lo acepte en el momento. Si posteriormente descubre daños adicionales que no eran visibles en la inspección inicial, puede solicitar que se reabra el expediente y pedir una indemnización adicional. La mayoría de las aseguradoras exigen que todos los reclamos se efectúen dentro del lapso de un año desde la fecha que ocurrió el siniestro. Si desea puede consultar este punto con el Departamento de Seguros de su estado.

Cuando tanto el edificio como los contenidos del mismo sufren daños, la costumbre es que se emitan dos cheques separados, uno para cada porción. Si su vivienda está hipotecada, el cheque correspondiente a las reparaciones del edificio se emitirá a nombre del propietario conjuntamente con el nombre del ente hipotecario. Si además ha incurrido gastos adicionales de vida ( additional living expenses) puede ser que reciba un tercer cheque separado por este concepto.
    

Daños a la estructura de la vivienda

Si usted posee una hipoteca sobre su vivienda, el cheque por el monto de las reparaciones de estos daños por lo general saldrá a nombre suyo y del banco hipotecario. Como condición para garantizarle una hipoteca, el prestamista usualmente requiere que se le nombre como beneficiario en caso de reclamos en la póliza de seguros de propietario de vivienda y por lo tanto son parte beneficiarios de las indemnizaciones emitidas por el seguro para lo que tiene que ver con la estructura de la casa.

El prestamista recibe igual derecho sobre el monto de la indemnización que el propietario para asegurarse de que se realicen las reparaciones necesarias y se recupere el valor de la propiedad afectada. Esto obliga a la empresa hipotecaria o banco a endosar el cheque a nombre del propietario para que este pueda llevar a cabo las reparaciones y haga los pagos. Por lo general, los prestamistas colocan la indemnización en una cuenta de plica o fideicomiso (escrow account) y se hacen los pagos paulatinamente de acuerdo a cómo se van haciendo las reparaciones. Usted deberá contactar al ente hipotecario y mostrarle el presupuesto del contratista para que el banco provea los fondos requeridos para iniciar el trabajo. Es posible que el prestamista decida inspeccionar el progreso de los trabajos de reparación o el resultado final antes de hacer entrega del resto de los fondos.

Algunos contratistas podrían requerirle que firme un documento que se conoce como “Directiva de pago” o direction to pay que permite que la compañía de seguros pague directamente al contratista. Asegúrese de que usted está completamente satisfecho con los resultados y el trabajo, antes de acordar firmar cualquier documento al contratista. Recuerde que en este caso usted no recibirá el cheque para el trabajo de reparación. La compañía de construcción enviará las facturas directamente a la aseguradora y anexará la directiva de pago que usted firmó.
Los entes reguladores de los bancos y empresas de financiamiento tienen directrices que deben seguirse en casos de desastres mayores. Si usted tiene preguntas o dudas al respecto contacte el departamento de finanzas y bancos de su estado.
    

Daños a sus pertenencias personales

Entre los gastos típicamente incluidos en este renglón se encuentran las facturas por comer en restaurantes (si están hospedados en un hotel no pueden cocinar y necesitan comer fuera), alquiler de un lugar para hospedar a la familia, como un hotel o un apartamento, así como gastos adicionales de transporte por cambiar de residencia. Por lo general, los seguros se refieren a esta cobertura como gastos adicionales por la “perdida de uso” de su vivienda asegurada.

El cheque de reintegro de este dinero no debe salir a nombre de su financista hipotecario puesto que esta cobertura no tiene que ver con los fondos a usarse para la reparación de la vivienda y si el cheque está a nombre del prestamista usted encontrará dificultades para cobrarlo.
    

Si su vivienda quedó destruida

Si su vivienda quedó completamente destruida, usted tiene varias opciones:

 

  • Puede reconstruir su vivienda en el mismo terreno. 
    La cantidad de dinero que dispondrá para reconstruir su casa dependerá del tipo de póliza de seguros que usted haya comprado y del monto específico que esté planteado en la primera página (la declaración) de su póliza de seguros. Por lo general, usted tendrá derecho a recibir el costo de reemplazar su actual vivienda, provisto que usted utilice ese dinero para reconstruir la casa. Recuerde que su póliza le pagará para reconstruir su casa con las características y condiciones existentes antes del desastre. No pagará por construir una casa más grande o más lujosa. La misma regla aplica también a las reparaciones.
  • Puede decidir no reconstruir o construir en una nueva locación. 
    Dependiendo del estado en el que viva, es posible que pueda vender el terreno y construir o comprar una casa ya construida en un lugar diferente, inclusive en otro estado. Si decide no reconstruir, el monto de la indemnización va a depender de varios factores, entre los cuales están las leyes del estado, decisiones de la corte y del tipo de póliza que tenga. Para conocer qué tipo de acuerdo de indemnización podría recibir en este caso, contacte a su agente de seguros o hable directamente a la aseguradora.