¿Qué son los diferentes tipos de anualidades?

¿Qué son los diferentes tipos de anualidades?

Las anualidades son un instrumento de inversión que permiten prepararse para las necesidades de la jubilación, por lo que para elegir adecuadamente es necesario conocer cuáles son las opciones disponibles. Las anualidades varían de acuerdo a sus características. Entre las primeras a describir están aquellas que se clasifican de acuerdo a cómo se acumulan las ganancias, es decir, las anualidades de ingresos fijos o anualidades fijas (fixed annuities) y las de ingresos variables o una anualidad variable (variable annuities).

En una anualidad fija, la compañía de seguros garantiza la preservación del capital invertido y una tasa de interés mínima por el tiempo de acumulación de la anualidad. En otras palabras, siempre y cuando la compañía que emite la anualidad esté financieramente robusta, el dinero que se invierta en una anualidad fija crecerá a una tasa conocida y no perderá su valor inicial.

El crecimiento del dinero invertido en este tipo de anualidad puede estar determinado por un valor numérico en dólares o por una tasa de interés específica, o puede crecer de acuerdo a una fórmula predeterminada. El crecimiento del valor de la anualidad o el crecimiento de los beneficios que paga no dependen parcialmente o en su totalidad del desempeño directo de las inversiones que haga la compañía de seguros que sostiene la anualidad. En algunos casos, los intereses de las anualidades fijas se basan en una tasa por encima de la mínima del mercado, gracias a que las compañías emiten un dividendo por las pólizas. Este dividendo está determinado por las decisiones de la junta directiva de la compañía y cuando las inversiones reales de la empresa resultan mejores de lo estimado, y sus gastos y experiencia de mortalidad también resultan favorecedoras. Las anualidades fijas están reguladas por los departamentos de seguro de cada estado.

En una anualidad variable, el dinero está invertido de modo diferente. En esta, por lo general, se invierte en un fondo similar a un fondo mutuo pero que solo está disponible para los inversores de la compañía aseguradora que emite anualidades variables.

El fondo tiene un objetivo concreto y especificado con anticipación; el valor de las ganancias de una anualidad variable –y por tanto la cantidad de dinero que recibirá de ganancias el dueño de la anualidad– dependerá del desempeño de las inversiones de ese fondo, después de descontar los gastos del mismo. Las anualidades variables casi siempre están diseñadas para ofrecer a los inversores muchas alternativas de inversión. Estas anualidades no solo están reguladas por el departamento de seguros de cada estado sino que también están supervisadas por la Comisión Federal de Valores o SEC (por sus siglas en inglés del Securities and Exchange Comisión).

 

Anualidades indexadas y anualidades ajustadas al valor de mercado

Existen varios tipos de anualidades fijas entre las que se encuentran las anualidades indexadas (equity-indexed annuity). Aunque pareciera un híbrido de una anualidad variable y una fija, es realmente una anualidad fija. Acredita una cantidad de ganancias derivadas de una tasa de interés como lo haría una anualidad fija cualquiera, solo que además provee de un monto de ganancias derivadas de inversiones en acciones invertidas en un índice del mercado específico con las que se indexa, y esta porción está considerada como parte de su desempeño y las ganancias totales de la anualidad.

Aparte, está la anualidad que en inglés se conoce como market-value-adjusted annuity que se traduciría como una anualidad ajustada al valor de mercado. En esta se combinan dos características deseables: la posibilidad de seleccionar y fijar la tasa de interés y el tiempo durante el cual esta se aplicará a la inversión para que crezca y de paso permite la flexibilidad de retirar dinero de la misma antes de que se cumpla dicho período.

Para permitir la flexibilidad de retirar dinero de la anualidad, se ajustan los ingresos adaptando la tasa de interés desde el momento que se comenzó la anualidad hasta el momento del retiro del dinero.

 

 

Anualidades inmediatas y las anualidades diferidas

Ya sean anualidades fijas o variables, estas varían según cuándo se comienza a usar el dinero acumulado.

Una anualidad diferida (deferred annuity), como su nombre implica, acumulará sus ganancias por un tiempo y comenzará a pagarlas (en forma de distribuciones) un tiempo después. Esto quiere decir que las anualidades diferidas pueden permanecer de este modo por mucho tiempo, inclusive décadas.

Una anualidad inmediata (immediate annuity) está diseñada para comenzar a hacer pagos inmediatamente después de ser adquiridas y el primer pago va a depender de cuán a menudo se harán los pagos acordados. Por ejemplo, si los pagos van a ser mensuales, comenzará a pagarse un mes después de adquirirse la anualidad. Si va a pagarse una vez al año, este puede ser inmediato y el siguiente pago un año después.

 

 

Anualidades que pagan durante un período definido y anualidades vitalicias (de por vida)

Una anualidad que paga ingresos por un período específico o anualidad de período específico (fixed period annuity) es simplemente eso: distribuirá los pagos de la inversión durante un período determinado, que puede ser 10 años, 20, 30, etc. El monto a pagarse en cada período no va a estar influenciado por la edad de la persona que obtiene la anualidad. Estará determinado por el dinero acumulado en la anualidad, la duración del período en el cual se pagarán los beneficios acumulados; y si se trata de una anualidad fija, la tasa de interés aplicada durante la acumulación de las ganancias.

Ahora, si se trata de una anualidad vitalicia o de por vida (lifetime annuity) esta estará pagando un ingreso de por vida a la persona que adquirió la anualidad).

Existe también una versión de este tipo de anualidades vitalicias para cuando hay dos personas que adquieren la anualidad, de modo que continúen los pagos de por vida después de que el primero de los beneficiarios muere y mientras viva el segundo beneficiado. En realidad no hay otro producto financiero que ofrezca esta promesa de ingresos de por vida. La cantidad del dinero que se recibirá en cada pago de por vida va a depender de varios factores, principalmente de la edad del “anualizador” o dueño de la anualidad (annuitant) o en el caso de dos personas, la edad de ambas; el monto a pagar cada período dependerá también del dinero acumulado durante el período anterior al reparto, y si se tratase de una anualidad fija, del interés acumulado durante dicho tiempo.

En el caso de una anualidad pura, los pagos se detienen al momento en que la persona beneficiaria (el "anualizador") muere, así sea esto inmediatamente después de comenzar la anualidad y por tanto haya disfrutado por muy poco tiempo de su inversión. Pero como muchas personas inversoras no desean enfrentar esta posibilidad, suele agregarse un período mínimo garantizado, es decir, se hace una anualidad de período fijo a su anualidad vitalicia. Con esta combinación, si la persona que obtiene la anualidad muere antes de ese período garantizado, sus beneficiarios y sobrevivientes heredarán la anualidad por el tiempo que reste de transcurrir en ese período fijo garantizado.

 

 

Las anualidades pueden calificar –o no– como planes de retiro

Planes de retiro como las cuentas IRA, los llamados Keogh Plan o los que se bautizan según el código fiscal que los beneficia –401(k), 403(b), o 457– son planes que califican para ventajas fiscales y por tanto aceptables como planes de retiros especiales o “calificables”. Algunas anualidades pueden recibir beneficios fiscales que las hacen anualidades calificables (qualified annuity)como los planes de retiro.

Para que esto sea posible, los planes de los empleadores deben cumplir ciertas condiciones y bajo estos términos, el dinero que se invierta en una anualidad (que se les llama contribuciones o primas) no será tasable como ingresos para el trabajador que hace la contribución. Además todas las provisiones que se atribuyen a otros planes de retiro se aplicarán a estas anualidades; como por ejemplo, que el dinero producido en estas inversiones no pagará impuestos cada vez que se generen las ganancias, sino que el impuesto a pagar se difiere para el momento en el que se comienzan a usar los fondos, durante la jubilación.

Una anualidad que no califica para este tipo de planes de retiro –por tanto llamada una anualidad no calificable (nonqualified annuity)– se adquiere sin ventajas de ser un plan de retiro favorecido fiscalmente, donde el dinero será tasado como ingresos antes de aportarlo a la anualidad.

Sin embargo, las ganancias en ambos casos de las anualidades calificables y las no calificables, no pagarán impuestos inmediatamente cuando son generadas, sino que el impuesto sobre estas ganancias se difiere hasta que los fondos son retirados. En tal momento, se aplicarán impuestos a la porción de las ganancias ya sean estas por ganancias de capital o por dividendos.

Tipos de anualidades según cómo se adquieren: Con una sola contribución o con contribuciones flexibles

Una anualidad se puede adquirir haciendo una sola contribución o varias contribuciones durante un período de tiempo extendido. Si se hace una sola contribución (o prima), en inglés se le llama single premium annuity. Esto puede hacerse para invertir el dinero por un largo período de tiempo o para crear una anualidad diferida de una sola contribución, o se puede hacer una sola contribución para sacar el dinero de a poco pero que estas distribuciones (pagos) comiencen de inmediato.

Las anualidades de una sola contribución muchas veces se realizan con fondos que se transfieren de otras inversiones ( rollovers) o también se usa dinero que se obtiene de otras inversiones que hayan crecido en valor sustancialmente.

Pero si no se cuenta con un monto de dinero para hacer una anualidad de una sola contribución se puede elegir un plan de contribuciones flexibles que en realidad son varios pagos en serie, como pagos a plazos. En este caso, la anualidad solo puede ser una anualidad diferida porque hasta que no se termina de acumular fondos no se pueden comenzar a hacer retiros.

Las anualidades de contribuciones flexibles (flexible premium annuity) están diseñadas para acumularse durante un período largo de tiempo y maximizar también el tiempo para que las inversiones crezcan simultáneamente, antes de comenzar a disponer o retirar el dinero en pagos.