Llueven rayos y centellas, una y otra vez...

June 23, 2008

Un estudio del I.I.I. indica que los costos de los reclamos por tormentas eléctricas continúan incrementando causando cerca de mil millones de dólares en daños asegurados

INSURANCE INFORMATION INSTITUTE
Oficina de Prensa
New York: 212-346-5500; media@iii.org
Washington, D.C.: 202-833-1580
Elianne Gonzalez, Florida: 954-389-9517 o 305-407-4305

NEW YORK, 23 de junio de 2008 - Se dice que un rayo nunca cae dos veces en el mismo sitio, pero para las aseguradoras, los rayos caen cientos de miles de veces al año, causando millones de dólares en daños. De hecho, los costos por reclamos de propietarios de viviendas debido a los destrozos causados por este fenómeno natural han incrementado sustancialmente, hasta un 28%, en los últimos cuatro años, según indicó el Insurance Information Institute (I.I.I.).

Tras un análisis realizado por el I.I.I. de datos disponibles de propietarios de vivienda y sus reclamos, encontró que de los 177,000 reclamos de seguros debido a tormentas eléctricas en 2007, los costos de las pérdidas aseguradas casi alcanzaron los $1000 millones.

El I.I.I. estima que el promedio de los reclamos por descargas eléctricas y rayos es de unos $5.321. En comparación, en 2006, de los 256 mil reclamos por rayos y descargas eléctricas las pérdidas económicas sumaron más de $880 millones con un promedio de unos $3,446. El costo promedio por reclamo se ha duplicado entre 2004 y 2007 mientras que el número de reclamos ha disminuido cerca del 36%.

El número de reclamos al seguro por tormentas eléctricas ha bajado pero el promedio del costo por reclamo continúa en incremento, en parte debido a que hay un gran aumento en el valor y cantidad de equipos electrónicos costosos en las viviendas", dijo Loretta Worters, vicepresidente del I.I.I. "Televisores de pantalla plana o de plasma, centros de entretenimiento, múltiples computadoras en cada casa, sistemas de juegos electrónicos y otros artículos costosos, tienen un impacto significativo en el monto de los reclamos de pérdidas incurridas".

Worters indicó que dado el record de actividad de tornados de este año y en vista que estos vienen acompañados por fuertes tormentas eléctricas, es muy posible que los reclamos por concepto de tormentas severas y rayos aumenten mucho más y bien sustancial en 2008.

Los daños como incendios o fuegos causados por los rayos, están cubiertos por la póliza estándar de propietarios de vivienda y por las pólizas de propietarios de negocios. Algunas pólizas de seguros de viviendas o de negocios pueden incluir cobertura en caso de que los rayos produzcan variaciones eléctricas como resultado directo en la corriente eléctrica disponible en su vivienda. Igualmente, su auto estará protegido en caso de una descarga eléctrica por la porción de seguro extensivo o comprehensive del seguro del auto.

Cómo prevenir las pérdidas

Con motivo de la Semana de Seguridad contra Rayos y Descargas Eléctricas (del 22 al 28 de junio) el I.I.I. ofrece las siguientes recomendaciones para proteger su vivienda o su negocio contra los posibles daños de fluctuaciones de las corrientes eléctricas o de los daños de la descarga eléctrica de rayos.

  1. Instale un sistema de protección contra rayos (pararrayos). Un sistema de pararrayos consta de una estructura que conduce o encauza la energía del rayo a través de un conducto seguro hasta descargar a tierra, dejando las estructuras y sus contenidos sin verse afectados. El sistema, por lo general, consiste de terminales en el techo de la casa conectados con cables que pueden trasmitir la electricidad recolectada a tierra. Los terminales del techo pueden disimularse con ornamento para vientos o veleta. El Institute for Business & Home Safety (IBHS) recomienda que el pararrayos esté anclado correctamente al techo para evitar que este sea zarandeado por los vientos y tormentas y pueda dañar el techo o no cumplir su cometido. Asegúrese de que este sistema de pararrayos sea instalado por un electricista certificado.
  2. Protectores de descargas eléctricas o fluctuaciones de la corriente (surge protectors). Los equipos eléctricos de hoy día son muy susceptibles a las fluctuaciones eléctricas que pueden ocurrir como efecto directo o indirecto de una descarga o rayo. Para asegurarse el más alto nivel de protección instale toma corrientes y protectores de fluctuaciones eléctricas, así como con fusibles automáticos (UL-listed surge arrestors) en los paneles eléctricos. No se olvide de otros elementos que conducen corriente eléctrica como los paneles de entrada a su vivienda de los cables telefónicos, de la televisión por cable o la televisión por satélite. Las fluctuaciones eléctricas pudieran entrar a su casa también por este tipo de líneas de acceso. Los fusibles automáticos filtran y disipan las alteraciones eléctricas que pudieran dañar el sistema eléctrico de la edificación, así como los aparatos que estén conectados en ese momento como computadoras, electrodomésticos y otros elementos eléctricos. Estos paneles con fusibles automáticos (UL-listed transient voltage surge suppressors) también pueden instalarse para protección de piezas específicas de equipo electrónico, especialmente aquellas costosas. Recuerde que las regletas de múltiples conexiones eléctricas, pese a que son un nivel de acceso adicional, ofrecen muy poca protección en caso de fluctuaciones eléctricas.
  3. Desconecte los equipos costosos. Como una precaución adicional, considere desconectar cuando sea posible aquellos equipos electrónicos costosos y delicados como televisores de plasma o computadoras, ante la proximidad de una tormenta.

Qué hacer y qué no hacer en caso de una tormenta eléctrica

El Instituto de Protección contra Descargas Eléctricas (Lightning Protection Institute) recomienda lo siguiente:

  • Protéjase en su casa o en un edificio cerrado, preferiblemente que tenga un sistema de protección contra rayos. Los vehículos con techos duros por lo general también son buena protección en caso de rayos.
  • Evite estar en áreas sonde usted sea el objeto más alto. Si se encuentra en un campo y no hay un lugar a cubierto cercano y comienza a sentir que su cabello se eriza (una indicación de que los rayos están por presentarse), agachase con las manos en las rodillas y mantenga el balance sobre la punta de los pies. La idea es hacer el menor contacto posible con el suelo. No se acueste a lo largo en el piso y no haga contacto con las manos sobre el suelo.
  • Ciertas locaciones son extremadamente peligrosas en casos de una tormenta eléctrica. Evite los lagos, las playas o cuerpos de agua abiertos. Así mismo, evite pescar con cañas ya sea desde un bote o de un malecón, no use carritos de Golf, equipo de cultivo, motocicletas o bicicletas. Tome cobijo en túneles, estaciones del tren, zanjas o una cueva si está en áreas abiertas, ¡y nunca bajo un árbol!
  • Si se encuentra en zonas de terreno alto o en áreas abiertas busque cobijo en áreas de terreno más bajas y manténgase alejado de árboles y bosques. Si tiene que tomar cobijo cerca de un seto o arbusto, es preferible estos a estar cerca de un árbol.
  • Para evitar descargas de voltaje laterales de una estructura u objeto cercano, manténgase alejado de cercas y árboles aislados. Igualmente aléjese de postes de teléfono, líneas eléctricas, tuberías o algún otro elemento que conduzca electricidad.
  • ¡No utilice el teléfono! Dentro de su vivienda no esté cerca de las ventanas, abiertas o no, puertas o tuberías de metal. Aléjese del televisor, plomería, bañeras, lavamanos, radiadores y cocinas. Evite así mismo el contacto con otros electrodomésticos como radio, tostadora o el secador de pelo.

Para más información sobre seguros, visite la sección En Español del sitio Web del I.I.I.

Para más información sobre rayos y descargas eléctricas visite la página Web del Lightning Protection Institute.

Para implementar sistemas de protección para su vivienda o negocio de los efectos de las tormentas eléctricas puede ir al sitio del IBHS.

Para un audio relacionado (en español), visite Las tormentas eléctricas y los seguros: Los costos de los reclamos están en aumento.

El I.I.I. es una organización sin fines de lucro dedicada a la difusión de información y respaldada por la industria de seguros.