Los sistemas de pararrayos son clave para prevenir los incendios

October 5, 2010

INSURANCE INFORMATION INSTITUTE

Oficina de Prensa New York: 212-346-5500; media@iii.org
Elianne González, Florida: 954-389-9517 ó 954-684-4410

 

NEW YORK, 5 de octubre de 2010Los incendios causados por rayos y descargas eléctricas representan un serio peligro a la vida y propiedad que a menudo pasan desapercibidos por los dueños de viviendas y negocios, indicó el Insurance Information Institute (I.I.I.). La Asociación Nacional de Protección contra Incendios (National Fire Protection Association -NFPA) celebra la Semana de Prevención de Incendios (entre el 3 y el 9 de octubre de 2010), con datos sobre cómo informarse y protegerse de los riesgos de éste y otros tipos de incendios.
 
“No hay que confundirse, los rayos y las tormentas eléctricas juegan un papel significativo entre los riesgos y daños causados a una propiedad, sea una vivienda o un negocio. Muchas de estas pérdidas son prevenibles usando sistemas de protección apropiados para las edificaciones, tales como pararrayos, y protectores de los altibajos eléctricos, para mitigar los efectos de rayos y descargas eléctricas,” dijo Elianne E. González, portavoz del I.I.I. , quién narra un corto video del I.I.I sobre cómo prevenir estos daños en las viviendas adquiriendo -y haciendo instalar por personal profesional calificado – un sistema de protección eléctrico que cumpla con los altos estándares de la industria.
 
El video, Cómo seleccionar un sistema de protección contra rayos o pararrayos, está dedicado a los propietarios de viviendas que principalmente viven en estados con frecuentes tormentas eléctricas, muchos de los cuales se encuentran en el Sureste del país.
 
Un análisis realizado por el I.I.I.de los datos disponibles de los reclamos de los propietarios de viviendas mostró  que en 2009, 185.789 reclamos de seguros se debieron a tormentas eléctricas, con un costo de $798 millones y con un promedio por reclamo de $4.296. Las pérdidas causadas por descargas eléctricas asociadas con tormentas severas, y algunas veces hasta con huracanes, son claramente una de las causas de incendios. La enorme energía de un rayo, la descarga eléctrica y el calor que éste dispersa pueden inducir altibajos eléctricos por todo los circuitos de la casa, perforar tuberías de acero, hacer explotar paredes de ladrillo y techos de tejas de arcilla, e incendiar casas y negocios.
 
Los daños causados por los rayos, incluyendo los incendios, están cubiertos por la póliza estándar de propietarios de vivienda y por las pólizas de propietarios de negocios. Algunas pólizas de seguros de viviendas o de negocios pudieran incluir cobertura en caso de que se produzcan variaciones eléctricas en la vivienda o negocio como resultado directo en la descarga eléctrica. Igualmente, los daños a su auto estarán cubiertos en caso de una descarga eléctrica por la porción de otros daños o extensiva (comprehensive) del seguro del auto.
 
Los sistemas profesionales de protección contra los rayos instalados por personal calificado son la mejor forma de reducir la probabilidad de un incendio causado por un rayo o descarga eléctrica. Estos sistemas proveen de una serie de dispositivos que presentan resistencia pasiva y redirigen de forma segura la energía peligrosa de un rayo hacia tierra, donde no dañe ni estructuras ni personas.
 
“Los propietarios deben saber que este tipo de instalaciones y sistemas no es un proyecto que pueden hacer por sí mismos” explicó Bud VanSickle, director ejecutivo del Lightning Protection Institute (LPI). “Estos deben ser instalados por un profesional experimentado puesto que su instalación incorrecta puede ocasionar serías consecuencias y resultar más peligroso que no instalar nada y no tener ningún tipo de protección”.
 
El LPI es un grupo nacional sin fines de lucro fundado en 1955 con el objetivo de promover la seguridad contra los rayos y descargas eléctricas, para obtener información y proveer de educación sobre el tema, y es una de las fuentes líderes de conocimiento sobre protección contra los rayos y los requisitos de los sistemas protectores contra éstos. Cuando se consideren este tipo de sistemas de protección contra rayos, el LPI enfatiza que deben ser instalados por personal calificado, experimentado y debidamente entrenado que tenga credenciales ya sea un Certificado del LPI (LPI-certified), que sean especialistas enrolados con Underwriters Laboratories-UL (UL-listed specialist), o personal debidamente entrenados para instalar estos equipos de acuerdo con los estándares de seguridad reconocidos nacionalmente por Underwriters Laboratories (UL), el LPI o por la National Fire Protection Association (NFPA).
 
El LPI certifica al personal competente a través del programa de entrenamiento Master Installer con el que se califica a los profesionales que están preparados para instalar dicha protección contra rayos.  En el sitio web del LPI se ofrece una lista de contratistas certificados a todo lo largo del país. Por favor visite su página para más información sobre los rayos y sus peligros en www.lightning.org.
 
Para más información sobre la Semana de Prevención de Incendios del NFPA, vaya a: www.firepreventionweek.org.
 
ENLACES RELACIONADOS

Hechos y Estadísticas (en inglés): Rayos y tormentas eléctricas (Lightning

PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS, VISITE LA SECCIÓN EN ESPAÑOL DEL www.iii.org

EL I.I.I. ES UNA ORGANIZACIÓN SIN FINES DE LUCRO DEDICADA A LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN Y RESPALDADA POR LA INDUSTRIA DE SEGUROS.

Insurance Information Institute, 110 William Street, New York, NY 10038, (212) 346-5500.