¿Cómo se presenta un reclamo de una póliza de vida?

¿Cómo se presenta un reclamo de una póliza de vida?

Una de las situaciones más devastadoras para una familia es enfrentar la muerte de un ser querido; un fallecimiento es una ocasión de gran tristeza, estrés, desconcierto y preocupación. La existencia de una póliza de seguros que pueda aliviar la angustia financiera es una manera de ayudar a la familia a encaminarse a superar la pérdida.

Para ello es importante conocer el procedimiento a seguir en caso de tener que hacer un reclamo al seguro de vida.

  • El primer paso es localizar la póliza y conocer los beneficiarios de la misma. Es importante que cuando se guarde una póliza de vida se evite colocar esta en la caja fuerte del propietario de la póliza, sobre todo si sólo esta persona tiene acceso, ya que muchos bancos tienen procedimientos especiales en caso de que el propietario de una caja de seguridad fallezca. No siempre es fácil para los sobrevivientes obtener acceso rápido a la misma y en ocasiones sólo permiten abrirla con una orden de un juez o de la corte.
  • Póngase en contacto con el agente de seguros que emitió la póliza quien podrá asistir en rellenar los formularios necesarios de reclamo y actuar como un intermediario con la compañía. Si no se conoce al agente de seguros o la agencia, entonces se debe contactar a la compañía directamente y seguir sus instrucciones.
  • Para iniciar el reclamo de una póliza de seguros de vida se requiere presentar el certificado de defunción de la persona propietaria de la póliza. Es recomendable que se obtengan varias copias del mismo. Este documento puede obtenerlo del director de la casa funeraria a cargo del entierro.
  • Una vez que presente la solicitud de reclamo acompañada de los correspondientes documentos, la compañía de seguros emitirá una adjudicación (settlement) de acuerdo a las condiciones estipuladas en la póliza y el beneficiario recibirá el monto acordado en el contrato de seguros en poco tiempo. En este momento, el beneficiario deberá tomar la decisión de cómo quiere recibir el dinero del seguro.

Por lo general las pólizas de seguro estipulan que el beneficiario elija entre estas opciones de distribución de los beneficios:

  • Un pago único (lump sum), en el que el beneficiario recibe el total del monto del seguro en un solo pago.
  • Un pago o provisión específica (specific income provision), en la que el beneficiario recibirá pagos parciales compuestos de un capital y una cantidad de intereses, ambos montos especificados de antemano.
  • Un pago vitalicio (life income option), en cuya modalidad el beneficiario acepta recibir un pago tipo pensión, garantizado de por vida, y cuyo monto dependerá del monto asegurado, si el beneficiario es hombre o mujer o de la edad del mismo al momento de la muerte del asegurado.
  • Opción de ingresos de intereses (interest income option), un acuerdo con la compañía de seguros en que el beneficiario puede elegir mantener los beneficios en custodia de la aseguradora y recibir periódicamente los intereses que este dinero genere, a modo de pensión. En tal caso es posible que los beneficios del seguro no se utilicen en vida del beneficiario y estos pasen a una segunda generación de beneficiarios después de la muerte del beneficiario inicial.

 

Como podrá observarse, el procedimiento es básicamente sencillo y por lo general la compañía aseguradora pondrá a servicio del beneficiario personal que le ayude a entender y conocer las opciones que se ajusten a sus necesidades. He allí la gran importancia de contar con una compañía robusta y de un agente de seguros de confianza.