Doce formas de bajar los costos de su seguro de propietario de vivienda

El precio a pagar por su seguro de propietario de vivienda puede variar en cientos de dólares, dependiendo de la aseguradora con la que compre la póliza. A continuación, encontrará algunas cosas que puede considerar al momento de adquirir este seguro.
  1. Haga una búsqueda en varios sitios

    Le tomará más tiempo, pero podría ahorrar una buena suma de dinero. Pregunte a sus amigos, busque en las Páginas Amarillas o contacte al departamento de seguro de su estado (los números telefónicos y las páginas Web están state insurance departments).

    The National Association of Insurance Commissioners (www.naic.org) tiene información que le ayudará a escoger una aseguradora en su estado, e incluso le suministrará las quejas hechas a la misma. Usualmente cada estado tienen información disponible sobre las tarifas regulares que cobran las principales aseguradoras y muchos estados proveen la frecuencia de las quejas de los consumidores hechas contra cada compañía.

    También puede chequear las guías de consumidores, agentes, compañías y los servicios en línea que ofrecen presupuestos de seguros. Esto le dará una idea de los rangos de precios y le permitirá ver cuáles aseguradoras tienen los precios más bajos. Pero no considere solamente el precio de la póliza, fíjese en que la aseguradora que seleccione le ofrezca un precio justo y le otorgue la calidad de servicio que usted espera obtener al momento en que necesite procesar un reclamo.

    Así que para evaluar la calidad del servicio, puede utilizar la información sobre quejas que citamos abajo y hablar con varias aseguradoras, de manera que usted mismo aprecie el tipo de servicio que le están ofreciendo. Pregunte también cómo le pueden ayudar a bajar los costos de la póliza.

    Evalúe el estado financiero de las aseguradoras con empresas especializadas como A.M. Best (http://www.ambest.com), Standard & Poor’s (http://www.standardandpoors.com/ratings) y consultando revistas para consumidores.

    Cuando finalmente seleccione tres compañías de seguro, entonces obtenga las tarifas de cada una de ellas para su caso específico.

  2. Aumente su deducible

    El deducible es la suma de dinero que usted tiene que asumir ante una pérdida, antes de que la aseguradora comience a pagar por su reclamo, de acuerdo a los términos de su póliza. Mientras más alto sea el deducible, más dinero podrá ahorrar en sus primas. Hoy en día, la mayoría de las compañías de seguro recomiendan un deducible de al menos $500. Si usted puede permitirse aumentar su deducible hasta $1.000, podría ahorrar tanto como un 25%.

    Recuerde, si usted vive en una zona propensa a desastres, su aseguradora podría tener un deducible aparte para ciertos daños. Por ejemplo, si vive cerca de la costa en el Este, podría tener un deducible separado para tormentas y ventarrones; si habita en un estado vulnerable a tormentas de granizo, podría tener un deducible separado para granizo; y si vive en una zona sísmica, su póliza contra terremotos tiene un deducible.

  3. No confunda lo que usted pagó por su casa, con los costos de reconstrucción

    El terreno donde yace su casa no representa un riesgo para robos, tormentas, fuego u otros desastres cubiertos en su póliza de propietario. Así que no incluya su valor al momento de decidir cuánto gastará en su seguro de propietario. Si lo hace, pagará una prima más alta de la que debería.

  4. Adquiera sus pólizas de casa y auto en una misma aseguradora

    Algunas compañías que venden coberturas para propietarios, autos y de responsabilidad civil, podrían descontarle entre un 5 a un 15% del valor de la prima si compra dos o mas pólizas con ellos. Sólo tenga la certeza de que este precio combinado es menor que si adquiriere cada cobertura a través de diferentes compañías.

  5. Haga que su casa sea más resistente a los desastres

    Averigüe a través de su agente o representante de seguros qué pasos debe seguir para hacer que su casa sea más resistente a tormentas (o huracanes) y otros desastres naturales. Usted podrá ahorrar en sus primas si obtiene láminas de protección contra huracanes para las ventanas y puertas, refuerza el techo o adquiere refuerzos y materiales más resistentes para el mismo. Las casas más viejas pueden ser reacondicionadas en sus bases para que puedan soportar mejor un terremoto. Adicionalmente, considere modernizar sus sistemas de calefacción, plomería y electricidad para reducir el riesgo de incendios y daños por agua.

  6. Mejore la seguridad de su hogar

    Usualmente usted podría obtener descuentos de al menos un 5% por instalar un detector de humo, una alarma contra robo y cerraduras de seguridad. Algunas compañías ofrecen reducir su prima tanto como de un 15% a un 20% si instala un sistema automático de extinción de fuego con regadío de agua y alarma contra robo e incendios que llame automáticamente a la policía, los bomberos o a una estación de monitoreo. Estos sistemas no son nada baratos y no todos califican para descuentos; así que antes de escoger uno, averigüe cuál es el que su seguro recomienda, cuánto le costará y cuánto le ahorrará en sus primas.

  7. Busque otros descuentos

    Las aseguradoras ofrecen diferentes tipos de descuentos, pero no todas brindan los mismos descuentos o el mismo monto en todos los estados. Por ejemplo, ya que las personas jubiladas permanecen en casa más tiempo que las que salen a trabajar, tienen menos probabilidad de ser víctimas de robo y pueden detectar más rápidamente un incendio. También los jubilados disponen de más tiempo para hacer reparaciones y mantenimiento de sus casas. De modo que si usted tiene al menos 55 años de edad y está retirado, puede calificar para un descuento que puede ser de hasta un 10% en algunas compañías. Ciertas asociaciones de profesionales y empleados manejan programas de seguros de grupo que le pueden ofrecer un mejor trato del que usted podría obtener en por su cuenta propia en otro lugar.

  8. Mantenga un buen historial de crédito

    Establecer un historial de crédito sólido puede acortar sus costos de seguro. Cada día, con más frecuencia, las aseguradoras están utilizando la información de crédito para presupuestar las pólizas de propietarios de vivienda. En la mayoría de los estados, su aseguradora está en la obligación de advertirle acerca de cualquier acción adversa que esté tomando, como aplicarle una tarifa más alta, basada en el contenido de su historial de crédito, de modo que usted pueda verificar que esa información que la aseguradora está usando de referencia es precisa.

    Para proteger su reputación crediticia, pague sus cuentas a tiempo, no obtenga más crédito del que necesita y mantenga los balances de estos lo más bajos posible. Revise su historial crediticio regularmente y haga que se corrija cualquier error rápidamente para que su crédito se mantenga preciso y al día.

  9. No cambie de aseguradora

    Si usted mantiene su cobertura durante varios años con la misma compañía, podría recibir un descuento especial por ser un cliente por un largo plazo. Algunas aseguradoras podrían reducir sus primas hasta un 5% si usted permanece con ellos durante 3 a 5 años, y hasta un 10% si usted es cliente por 6 o mas años. De todas formas, tenga la certeza de comparar periódicamente este precio con el de otras pólizas.

  10. Revise los límites de su póliza y el valor de sus pertenencias al menos una vez al año

    Obviamente usted querrá que su póliza cubra cualquier compra importante o instalaciones que le haya hecho a su casa, pero no querrá gastar dinero por una cobertura que usted no necesita. Si su abrigo de piel que ya tiene cinco años ya no cuesta los $5.000 que pagó por él, usted querrá reducir o cancelar el seguro adicional - floater en inglés - (seguro extra para objetos cuyo valor completo no está cubierto por pólizas de seguro estándar, como joyas costosas, computadores sofisticadas y objetos de arte de valor) para ahorrarse la diferencia en la prima en lugar de gastarla sin necesidad.

  11. Busque y compare los precios con un seguro privado y con un plan del gobierno

    Si vive en una zona de alto riesgo -es decir, en una que sea especialmente vulnerable a tormentas costeras, incendios o crímenes- y ha comprado su seguro de propietario a través de un plan del gobierno, debería chequear con un agente de seguro o representante de una compañía, o contactar al departamento de seguro de su estado para saber los nombres de compañías que podrían estar interesadas en hacer negocios con usted. Si hay la posibilidad de que encuentre un seguro en el mercado privado con mejores precios, encontrará que hay pasos que debe seguir para hacer el cambio que le permitirán adquirir un seguro -en el mercado privado- a un precio menor.

  12. Cuando compre una casa, considere el costo del seguro de propietarios

    Por ejemplo, podría pagar menos por su seguro si compra una casa que esté cerca de un hidrante para incendios, o en una comunidad que cuente con un departamento de bomberos profesional en vez de un grupo de bomberos voluntario.

    También podría ser más económico si los sistemas eléctricos, de calefacción y plomería de su casa tienen menos de 10 años. Si usted vive en la costa del Este, considere una casa de ladrillos, ya que es más resistente a los vientos. Si vive en una zona propensa a sismos, busque una casa con estructura de madera, ya que resisten mejor este tipo de desastres. Una búsqueda más amplia podría recortar sus primas entre un 5 a un 15 %.

    Revise el reporte CLUE (Comprehensive Loss Underwriting Exchange) de la casa que está pensando comprar. Estos reportes contienen el historial de reclamos al seguro de esa propiedad, lo que le ayudará a conocer los problemas que la casa podría tener.

    Recuerde que el seguro de inundación y el seguro para daños por terremoto no están incluidos en las pólizas estándar de propietarios. Si compra una casa en una zona propensa a inundaciones, obtenga una póliza de seguro en caso de ese tipo de desastre; el costo promedio de esta cobertura es de unos $400 al año. FEMA, Federal Emergency Management Agency provee información muy útil sobre seguros de inundación en su página Web http://www.fema.gov/nfip/ .

    Una póliza separada contra terremotos está disponible por la mayoría de las compañías de seguros. El costo de la cobertura dependerá de la probabilidad de terremotos en su área. En el estado de California, la cobertura para este tipo de daños está a cargo del California Earthquake Authority ( http://www.earthquakeauthority.com ).

Si usted tiene alguna pregunta acerca de seguros para alguna de sus posesiones, cerciórese de preguntar a su agente o representante de la aseguradora al momento que esté en la búsqueda de una póliza. Por ejemplo, si usted tiene un negocio que opera desde su casa, asegúrese de conseguir una cobertura para el mismo. La mayoría de las pólizas de propietarios cubren equipos de trabajo en la casa, pero solo hasta $2.500 y no ofrecen seguro de responsabilidad para negocios. Además de desear disminuir los costos de su seguro de propietario, debe tener la certeza de que tiene todas las coberturas que necesita.

_______________
Revisado por:

Consumer Federation of America
www.consumerfed.org/

Federal Citizen Information Center
www.pueblo.gsa.gov/

National Consumers League
www.nclnet.org/

Cooperative State Research, Education, and Extension Service, USDA
www.reeusda.gov/