¿Puedo obtener seguro si mi vivienda es alquilada?

El seguro de inquilinos (renters insurance en inglés) provee de protección financiera contra las pérdidas o la destrucción de sus pertenencias personales cuando usted habita una vivienda alquilada, sea una casa o apartamento. Aunque su casero pudiera sentirse apenado si usted es víctima de un robo o se ve afectado por un incendio, sus pertenencias personales no están protegidas o cubiertas por el seguro de propietario del casero. Y dado que en la gran mayoría de los casos los seguros de inquilinos no dan cobertura para la edificación o estructura de la vivienda, sino que cubre sus pertenencias propias, este suele ser relativamente económico.

En general, el seguro de inquilinos ofrece indemnización por daños sufridos a los contenidos de la vivienda por efectos de fuego, humo, vandalismo, robo, explosión, vientos y tormentas (huracán) y daños por aguas, excepto en el caso de inundaciones, que como en el seguro de propietarios de vivienda (homeowners insurance), se debe adquirir por separado.

Como en el caso de los seguros de propietarios, el seguro de inquilinos también otorga cobertura de responsabilidad civil a los asegurados. Esta cobertura incluye gastos por defensa legal o pagos que deba hacer por daños causados por usted, por otros miembros de su familia o sus mascotas contra terceras personas. E inclusive si estos daños ocurren en otro lugar diferente a su residencia alquilada, como, por ejemplo, mientras usted está de vacaciones. 

El seguro de inquilinos además, provee de fondos para gastos adicionales de vida en otro lugar mientras que la casa que ocupan en ese momento está siendo reparada debido a un siniestro incluido en la cobertura. La mayoría de las pólizas reembolsa la diferencia entre los costos regulares de vida y costos adicionales en los que pueden incurrir por un tiempo o monto máximo limitado.

Las pólizas de inquilinos le permitirán elegir entre dos tipos de cobertura:

  1. Costo de reemplazo de la propiedad: Paga el precio de reemplazar sus artículos dañados, perdidos o robados con productos similares, sin descontarle el uso o depreciación que han acumulado mientras han estado en su poder, hasta un monto máximo de su póliza.
  2. Valor real de la propiedad: Paga el monto de reemplazar sus pertenencias dañadas, perdidas o robadas, menos el monto correspondiente a la depreciación de dicho artículo
Por lo general, las pólizas de seguro de inquilinos tienen límites máximos aplicables para artículos como joyas, colecciones de arte, antigüedades, electrónicos, computadoras, etc. Si usted tiene estas pertenencias y exceden los límites de su póliza solicite a su agente que le cotice un anexo (floater) a la póliza para esos artículos. Un anexo o floater es una póliza separada que provee de seguro adicional a sus pertenecias valiosas y le da cobertura contra aquellos daños que puedan sufrir que no estén incluidos en la póliza original, como sería pérdida accidental de uno de estos objetos valiosos.