Seguro de auto: Un aliado forzoso, pero utilísimo

Seguro de auto: Un aliado forzoso, pero utilísimo

Protección de responsabilidad civil. Aunque el estado donde vive no le exija que tenga un monto mínimo de cobertura de responsabilidad civil para su auto, sí le van a exigir que tenga suficiente dinero para hacerle frente a cualquier responsabilidad que surja por manejar su auto y si por causar un accidente produce daños a personas o propiedad.

Si usted no tiene ahorros u otros activos con los que pueda enfrentar los gastos causados por un accidente, al menos debe tener el seguro con un mínimo de protección. Dos de las seis coberturas básicas son de responsabilidad civil.

  1. Cobertura de responsabilidad civil por daños físicos. Esta cobertura entra en efecto cuando el conductor asegurado causa daños físicos a terceras personas y debe pagar por gastos médicos a terceros. Esta cobertura aplica inclusive si el asegurado está manejando el auto de otra persona, no el suyo propio.
  2. Cobertura de responsabilidad civil por daños a la propiedad. Aplica a terceros, e incluye daños ocasionados al auto de otra persona y otro tipo de propiedad, como postes, edificios o daños causados a la vía pública y otras estructuras. 

    Es importante que los conductores obtengan suficiente cobertura de responsabilidad civil, porque de verse en un accidente serio, pudieran ser demandados por daños adicionales y estas demandas pudieran ser por sumas altísimas de dinero.

  3. Cobertura de gastos médicos o protección para daños personales (personal injury protection--PIP). Es la porción del seguro, que en caso de un accidente, paga por gastos médicos necesarios de las personas que van en el auto asegurado (conductor y pasajeros), incluyendo al titular de la póliza. Los gastos generales que esta cobertura paga se refiere a gastos médicos, tratamientos, hospitalización, honorarios generados por los daños sufridos en el accidente y servicios adicionales que necesiten las personas afectadas en un accidente, incluyendo costos de funerales. 

    Esto quiere decir que aunque no tenga otro seguro de salud, si posee seguro de auto con PIP, los gastos de su permanencia en el hospital pueden ser cancelados con este seguro, hasta el monto estipulado por persona en la cobertura. 

    El seguro de auto también permite reponer el auto. Para esto hay dos tipos de cobertura: la de colisión o choque (collision) y la extendida (comprenhensive en inglés).

  4. La cobertura por colisión o choque: Es la porción de su póliza que cubre los daños ocasionados a su vehículo cuando choca contra otro vehículo o estructura (como un poste de alumbrado). Esta parte del seguro suele tener un deducible y cubrirá su auto inclusive si usted es el responsable del choque.
  5. Cobertura extensiva o contra otros riesgos. Es la que le reembolsa los gastos en caso de presentarse otro tipo de pérdidas diferente a choques, es decir, en caso de robo, fuego, terremoto, explosión, inundación, huracanes, vandalismo, disturbios callejeros e inclusive impacto con animales como pájaros o choque contra ciervos o ganado en la carretera. Esta parte de la cobertura es bastante extensa y también acarrea un deducible. Usted decide si la toma o no; el monto a cubrir dependerá del valor de mercado o de reposición de su auto. 

    El estado no le exigirá que obtenga cobertura de choque o de otros riesgos pero si usted está financiando su vehículo, el prestamista insistirá en que usted tenga este tipo de seguro hasta que lo haya terminado de pagar.

  6. Cobertura de motoristas sin seguro (uninsured motorists). De vez en cuando se puede encontrar que otros conductores no poseen seguro, inclusive ni siquiera el mínimo requerido por ley. Si bien en caso de algún accidente con este tipo de conductor usted puede demandarlo y tratar de obtener retribución por la porción de los gastos que le tocaría pagarle, también puede acudir a su propio seguro para que le reconozcan los costos. 

    Si además de las coberturas anteriores usted posee la de motoristas sin seguro, ésta pagará por usted, sus pasajeros o por un conductor autorizado por usted, por gastos incurridos tras un choque con un motorista sin seguro o que se de a la fuga del lugar del choque. También le protege si el seguro de la parte culpable del accidente no cubre todos los daños y por sus gastos médicos en el caso que usted sea atropellado como peatón.

Como observará, aunque estas coberturas pudieran significar un desembolso extra mensual, estará usted adquiriendo una amplia gama de protección y sobre todo podrá tener la tranquilidad que está preparado para enfrentar retos desconocidos que pudieran surgir por culpa de un accidente. Como con otros seguros, el seguro de auto es una forma de tener tranquilidad mental y respaldo financiero para cuando lo necesite.