Seguridad al conducir en invierno

La clave de la seguridad al conducir en invierno es conocer los riesgos y dar buen mantenimiento al auto

Durante el invierno y bajo condiciones climáticas severas es cuando toma más importancia el conocer cómo manejar a la defensiva y contar con un auto bien mantenido. Según el National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), las dos grandes causas de incidentes durante el invierno son producidas por el conductor cuando no logra mantenerse dentro de su carril o se sale de la carretera y cuando conduce más rápido de lo recomendable para las condiciones de la carretera.

 

En miras de ayudar a evitar situaciones peligrosas, el I.I.I. recomienda considerar estos puntos cuando conduzca en invierno o bajo condiciones climáticas severas:

 

  • Tómese el tiempo suficiente para llegar a su destino sin excederse de la velocidad prudente. En invierno o en condiciones climáticas adversas, cualquier viaje tomará más tiempo, especialmente si llueve, nieva o el pavimento se congela.

 

  • Use su celular para avisar a las personas que están esperando su llegada, especialmente si se va a retrasar, pero evite la tentación de ir manejando e ir usando su teléfono móvil a la vez. Esa y otras distracciones son peligrosas. Si necesita usar el teléfono, apártese al hombrillo o estaciónese.

 

  • Maneje más despacio; cuando acelere o frene, hágalo con precaución. En condiciones severas de invierno y más cuando está nevado, tomará más tiempo para que el auto frene o acelere.

 

  • Mantenga más distancia entre su auto y el vehículo de enfrente. Permítase al menos unos 10 segundos adicionales para frenar y detenerse por completo; eso es porque en condiciones normales toma 3 segundos para que un auto o motocicleta se detenga en pavimento seco. Con el pavimento mojado le tomará más tiempo.  

 

  • Maneje con más cuidado del usual cuando pase por puentes y salidas de la carretera que no están expuestos al sol ya que el hielo y la nieve pueden acumularse y crear una zona donde se acumula el hielo y permanecer resbaladiza más tiempo que el resto de la carretera, aún después de mejorar el clima y las condiciones de la carretera en otros lugares.

 

  • Evite hacer paradas o frenar bruscamente, así como hacer cambios súbitos de dirección.  

 

  • Tenga siempre el tanque de gasolina lleno. Una situación climática severa o una congestión del tráfico pudiera forzarle a tomar rutas que no conozca o que no tengan servicios de gasolina cercanos y quedarse accidentado por falta de gasolina. Además, un tanque lleno de gasolina disminuye el peligro potencial de que se congelen las líneas de fluidos de su auto.

 

  • Mantenga una buena visibilidad con limpiaparabrisas que funcionen óptimamente. En todo momento tenga en el auto un cepillo y raspa hielo para el parabrisas. Para ayudar a desempañar los vidrios, tenga un trapo limpio con el que secarlos y mejorar la visibilidad.

 

  •  No use el sistema de piloto automático cuando el piso esté mojado o resbaladizo.

 

  • No pre-caliente el motor del auto en un lugar cerrado, como por ejemplo el garaje.

 

  • Revise que el tubo de escape está funcionando adecuadamente y esté limpio. Un tubo de escape taponado puede causar que el monóxido de carbono entre a la cabina del auto cuando al encender el motor.

 

  • Mantenga la presión de los neumáticos (gomas) inflada adecuadamente para el tipo de auto, el tipo de neumáticos y las condiciones de las vías. Cerciórese que tiene suficiente tracción en los neumáticos, que son adecuados para conducir en invierno, y que no están gastados.

 

  • Observe y conozca ANTES de emprender el recorrido, cuáles serán las condiciones climáticas que imperarán en el lugar a dónde se dirige. Si estas condiciones son severas o peligrosas, no se arriesgue en la carretera y no parta.

Back to top