Ahora que los chicos están en el college, ¿cómo se ven afectados sus seguros?

PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA
Oficina de Prensa, New York: (212) 346-5500; media@iii.org
Elianne González, Florida: (954) 389-9517 o (954) 684-4410

NEW YORK, 10 de septiembre de 2012 — Durante las pasadas semanas, gran parte de los chicos que comenzaron la universidad ya se han mudado a sus nuevas residencias, sean en los dormitorios del college o fuera del recinto universitario; esto tiene implicaciones de seguros para ellos y para sus padres, y lo que aprendan ahora les ayudará por muchos años, indica el Insurance Information Institute (I.I.I.).

“Muchas universidades del país aprovechan las herramientas en línea, los libros electrónicos, documentos digitales, etc., como parte de la actividad académica, por lo que una computadora portátil, una tableta o un notebook ya no son artículos de lujo sino una necesidad cotidiana para el estudiante universitario”, indicó Elianne E. González, portavoz del I.I.I. “Junto a estas, los chicos seguramente se llevarán otros artículos electrónicos consigo y de experimentar alguna pérdida, con certeza, esta puede significar un duro golpe económico para la familia”.
 
Por lo mismo, el I.I.I. recomienda que padres y chicos consideren estas medidas preventivas:
 
1.       Crear un inventario del contenido de la habitación o dormitorio, es decir, haga un listado de las cosas que el estudiante planifica llevarse a la escuela, asignándole un valor estimado a cada cosa. Para facilitar el proceso, el I.I.I. tiene un programa computarizado de inventarios, gratuito que está disponible en KnowYourStuff.org. Especialmente, anote el valor de las cosas que sean costosas tales como computadoras, cámaras, instrumentos musicales, etc. Produzca versiones digitales de los recibos o facturas de estos objetos y guárdelas en el programa mismo. Tener un inventario al día de sus posesiones ayuda a determinar cuánto seguro necesita obtener para cubrirlas y, si fuera necesario, facilitará el proceso de presentar reclamaciones al seguro en caso de robo, daños por un incendio u otros desastres cubiertos.
 
2.       Contactar al agente de seguros o la aseguradora, puesto que este es un momento clave en la vida familiar y pudiera cambiar el panorama general de sus necesidades de seguros. Por ejemplo, pudiera necesitar seguro adicional para sus pertenencias o, incluso hacerle elegible para ciertos descuentos que reducirían sus costos en este renglón.
 
Algunas pólizas de seguros de propietarios de viviendas o de inquilinos incluyen la protección para las pertenencias personales de los estudiantes (vestimenta, un televisor, muebles, etc.), cuando éstos están viviendo en el recinto de la universidad o colegio universitario, como sería en un dormitorio, en casos de robo o si sufren daños o quedan destruidas.
 
Unas pólizas pueden tener límites de cobertura para las pertenencias del chico hasta el 10% del monto total del seguro contratado para las pertenencias personales. Es decir, si la póliza de propietarios de vivienda de los padres tiene una cobertura de $100.000, el 10% significa que la cobertura máxima para las pertenencias de los chicos estudiantes que viven en el dormitorio sería de hasta $10.000.
 
En ambas situaciones, las pertenencias del estudiante recibirán cobertura por los mismos tipos de daños que están cubiertos dentro de la residencia principal bajo la póliza estándar de propietarios o de inquilinos de viviendas. Estos daños cubiertos suelen incluir cosas como incendios, robo, vandalismo, desastres naturales como tornados, tormentas tropicales, de granizo, nevadas o huracanes.
 
Recuerde que, un daño típico y frecuente en la universidad es derramar líquidos (café, agua,) encima de equipos electrónicos costosos. Este NO está cubierto con las pólizas tradicionales. Además, cosas como joyas o instrumentos musicales valiosos, pueden estar sujetas a un monto máximo de reembolso, determinado por los límites específicos de la póliza de seguros estándar de propietarios o de inquilinos.
Es importante conocer estos límites y así los padres y chicos puedan determinar si necesitan seguro adicional que puede obtenerse por medio de un Anexo o Endoso específico (floater o endorsement respectivamente) que amplíe la cobertura existente. En la mayoría de los casos de anexos o endosos para joyas se suele agregar la cobertura por la “desaparición misteriosa de joyas”. A menudo hace más sentido práctico que los jóvenes dejen sus joyas costosas en un lugar seguro, como sería una caja fuerte en el banco o en su residencia principal. Por lo general, obtener un anexo o endorso para joyas resulta menos costoso cuando se guardan estas en lugares de seguridad, y permiten que las joyas sean usadas cuando lo desee con solo avisar por adelantado cuando las usen.
 
Los padres también pueden considerar adquirir pólizas específicas para objetos como computadoras de escritorio, computadoras portátiles o laptops, tabletas como los iPads, equipos de música incluyendo iPods, teléfonos inteligentes y otros electrónicos comunes, contra daños accidentales, incluyendo derrame de líquidos y otros eventos que no suelen estar incluidos típicamente en el seguro de propietarios o inquilinos. También tenga en consideración que muchas veces al comprar ciertos equipos usando una tarjeta de crédito, algunas tarjetas incluyen planes de protección específicamente para cosas que se compran con ésta.
 
Para los estudiantes que no viven dentro del recinto universitario y pudieran no recibir cobertura del seguro de propietarios o inquilinos de sus padres, se recomienda que adquieran una póliza propia de seguro de inquilinos para sus pertenencias.
 

Otras coberturas que pudieran considerar

Seguro de autos: Si el estudiante que maneja el auto familiar se muda a una universidad localizada al menos a 100 millas de distancia y no se lleva un vehículo, los padres deberían contactar enseguida al agente o a la aseguradora pues su ausencia temporal, podría generar un ahorro en el costo del seguro del auto. Ahora bien, si el chico o chica compra o tiene un auto a su nombre, es esencial que avisen a la aseguradora si el auto estará en la residencia regular o irá con ellos a la universidad, puesto que el costo del seguro está influenciado también según dónde “reside” el auto. Recuerde que muchas aseguradoras otorgan descuentos cuando los estudiantes obtienen buenas calificaciones – y no sólo en la universidad, sino también cuando estudian secundaria o High School.
 
Seguro para Matrícula Universitaria (Tuition Insurance): Con esta cobertura recuperará una parte significativa del pago por matrícula, gastos por dormitorio y pensión alimenticia (room and board), cuando el estudiante con el semestre comenzado, se vea obligado a retirarse de la universidad por razones de salud incluidas en la póliza del seguro, incluyendo enfermedades físicas y mentales, desordenes nerviosos, emocionales, o por fallecimiento, La cobertura NO incluye el retiro voluntario. También se pueden cubrir los préstamos estudiantiles usados para pagar la matrícula. La cobertura está disponible para los estudiantes o sus padres ya sea por medio de las universidades mismas que participan en los programas, incluyendo algunos programas de post grado. Usualmente, el seguro lo ofrece una tercera entidad, no la universidad en sí y el costo puede estar entre un 1% y un 3% del costo de la matrícula semestral. Según College Board, una organización sin fines de lucro que se dedica a investigar las tendencias de la educación superior y sus costos, el costo promedio de la matrícula universitaria en una universidad o College privado en los Estados Unidos, durante 2011-2012, era de $28.500, un aumento del 7% sobre el año escolar anterior 2010-2011 de $27.293 anual.
 
 

EL I.I.I. ES UNA ORGANIZACIÓN SIN FINES DE LUCRO DEDICADA A LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN Y ESTÁ RESPALDADA POR LA INDUSTRIA DE LOS SEGUROS.
 
Insurance Information Institute, 110 William Street, New York, NY 10038; (212) 346-5500; www.iii.org

 

Back to top