Antes de abrir la piscina al uso, considere las implicaciones de seguridad y seguro

Unas pocas precauciones de seguridad le ayudarán a prevenir muertes por inmersión, indica el I.I.I.

INSURANCE INFORMATION INSTITUTE
Oficina de Prensa New York: 212-346-5500; media@iii.org
Elianne González, Florida: 954-389-9517 ó 954-684-4410

New York, 8 de julio de 2010 - Ahora que las temperaturas están rompiendo records en muchos lugares del país, muchos están aprovechando las piscinas para combatir el calor. Pero tenga usted una piscina súper lujosa o una pileta de niños inflable en el jardín, tome en cuenta todas las recomendaciones de seguridad y de seguros antes de entrar al agua, indicó el Insurance Information Institute (I.I.I).

En los Estados Unidos hay cerca de 7,4 millones de piscinas y unos cinco millones de piscinas de agua caliente o hot tubs en residencias y en áreas públicas, según indican las cifras del Centers for Disease Control and Prevention (CDC).
 
"Una piscina es una manera fantástica de refrescarse, recrearse y hasta hacer ejercicio, especialmente en el verano, pero también pueden ser peligrosas, por lo que es muy importante educarse sobre las medidas de seguridad alrededor de estas y en el agua en general”, dijo Elianne E. González, portavoz del I.I.I.
 
De las 3.400 muertes por inmersión accidental que ocurren en promedio cada año en los Estados Unidos, uno en cada cinco casos se trata de un niño menor de 14 años, según el CDC. Lo que es peor, por cada muerte de niño que ocurre por inmersión, cuatro niños reciben tratamiento por lesiones de inmersión que si bien no resultan fatales pueden causar severos daños cerebrales.
 
“Además de aprender a cómo mantener la seguridad en el área de la piscina o del jacuzzi, es importante que cumpla con los reglamentos y leyes locales de seguridad en las piscinas y tenga la cantidad de seguro adecuada para proteger su propiedad y bienes, agregó González.
 
El I.I.I. sugiere que siga estos pasos si está pensando en instalar una piscina, sea fija o temporal:
  • Contacte a la municipalidad o a la oficina de la ciudad
    Cada ciudad tiene una definición específica de lo que es una piscina, por lo general basada en el tamaño y profundidad de la misma. Si la piscina que piensa comprar o instalar entra en esa definición, asegúrese de que conoce y cumple con los estándares de construcción y requisitos de seguridad locales. Esto puede significar que tenga que instalar una cerca de cierta altura y tipo, con cerraduras específicas, un porche y equipo de salvavidas o rescate.
  • Llame a su agente de seguros o al representante de su compañía aseguradora
    Informe a su aseguradora que tiene una piscina en su casa, ya que este hecho incrementará el riesgo de responsabilidad civil de su propiedad. Las piscinas están consideradas como una “incomodidad atractiva” (attractive nuisance) y pudiera ser necesario que incremente su cobertura de responsabilidad civil o adquiera una póliza adicional. La mayoría de las pólizas de seguros incluyen al menos una cobertura de responsabilidad civil de $100 mil. Sin embargo, los propietarios con piscinas pudieran necesitar revisar esa cobertura e incrementar la de responsabilidad civil entre 300 y 500 mil dólares.
O si desea, puede hablar con su agente de seguros para adquirir una póliza paraguas de cobertura de responsabilidad civil (umbrella liability policy). Por una prima adicional de entre $200 y $300 al año usted pudiera adquirir hasta un millón de dólares de cobertura adicional de responsabilidad civil por encima de la cobertura que ya tiene en su casa.
 
Si la piscina en sí es costosa, cerciórese de incluirla y que tiene la suficiente cobertura para reemplazarla en caso que esta sufra daños o se vea destruida por causa de un siniestro cubierto, como una tormenta u otro desastre similar, incluyendo el mobiliario de piscina como mesas, sillas y el porche alrededor de ésta.

El I.I.I. también recomienda que tome las siguientes precauciones de seguridad:

  1. Coloque una barrera en los cuatro costados de la piscina, como una cerca que se cierre por sí sola. Haga que las puertas de acceso al área de la piscina tenga dispositivos auditivos para evitar que los niños se adentren sin su conocimiento y para mantener ésta fuera del alcance de personas que pudieran usarla sin su conocimiento. Puede agregar otras capas de protección alrededor de la piscina como alarmas en las puertas de acceso a la zona de la piscina o cubiertas de seguridad cuando la piscina no esté en uso.
  2. Nunca deje a los niños pequeños sin supervisión, ¡ni siquiera por unos segundos! Y nunca deje juguetes flotando en la piscina, para evitar la tentación de que los infantes y niños pequeños se lancen al agua en su búsqueda.
  3. Mantenga a los niños alejados de las partes mecánicas y filtros de la piscina, ya que la succión de los mismos pudieran herirles o mantenerlos sumergidos sin posibilidad de salir a la superficie y ahogarse. En caso de emergencia, conozca como desconectar estos elementos mecánicos o eléctricos y coloque públicamente la información de cómo hacerlo en un momento de emergencia.
  4. Cerciórese de que los usuarios de la piscina saben nadar. En todo momento personas que estén aprendiendo a nadar deben estar acompañadas de un buen nadador. Si tiene niños, haga que tomen clases de natación lo más pronto que sea posible y no deje que nadie nade solo.
  5. Revise la zona de la piscina y su contenido con regularidad en búsqueda de botellas de vidrio, juguetes y otros elementos potencialmente peligrosos. Mantenga artefactos eléctricos como grabadores o reproductores de música, radios, etc., alejados de la zona de la piscina o de las superficies mojadas alrededor de ésta.  
  6. Mantenga a la vista los números de teléfono de contactos de emergencia en caso de un accidente. Tenga un botiquín de primeros auxilios así como extensiones de emergencia para alcanzar personas en apuros, salvavidas y otros elementos flotantes de primeros auxilios. También es recomendable que las personas de su casa tomen cursos de resucitación cardio-pulmonar (CPR por sus siglas en inglés), así como de primeros auxilios en general. Para más información sobre estas medidas preventivas contacte a la Cruz Roja Americana.
La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de los Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission) lanzó una campaña de seguridad en las piscinas llamada Pool Safely, en Twitter en: @poolsafely. 

Back to top