Ejecuciones hipotecarias llevan a hispanos a alquilar vivienda; la gran mayoría carece de seguro de inquilinos

PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA

Oficina de Prensa, New York: (212) 346-5500; media@iii.org
Elianne González, Florida: (954) 389-9517 o (954) 684-4410


NEW YORK, 25 de julio, 2012
— Las ejecuciones hipotecarias afectan a las familias más allá de la pérdida de la vivienda propia: aumentan la inestabilidad emocional familiar y ponen en desventaja a muchas familias para hacer frente a una situación inesperada de desastre. Mientras la mayoría de los propietarios poseen el seguro de vivienda, cuando se mudan a un lugar alquilado dejan de tener la protección financiera que éste representa, a menos que obtengan un seguro de inquilinos para su nueva vivienda. La realidad es que sólo un 31% de las personas que alquilan su vivienda posee seguro de inquilinos y sólo un 15% entre los inquilinos hispanos, según indica una encuesta reciente del Insurance Information Institute ( I.I.I.).

 
La encuesta del I.I.I. realizada en mayo, encontró que mientras la gran mayoría de propietarios de casas tiene seguro que cubre la estructura de la casa, su mobiliario y pertenencias personales, y reintegra gastos adicionales de mantenimiento por tener que mudarse temporal o definitivamente, sólo unos pocos que alquilan la vivienda se percatan de suplir estas necesidades.
 
Un estudio realizado en 2010 por la organización civil National Council of La Raza (NCLR) y la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, titulado “La generación de las ejecuciones hipotecarias: amplio impacto de la crisis de la vivienda en las familias y niños latinos” (The Foreclosure Generation: the Long-Term Impact of the Housing Crisis on Latino Children and Families),estimabaque entre 2009 y 2012, un millón trescientas mil familias latinas corrían riesgo de perder sus casas. Sin seguro de inquilino, estas familias corren muchos riesgos al no poseer más la protección del seguro de vivienda. Si sufren un desastre, como un incendio o un tornado, no contarían con apoyo financiero para reponer sus pertenencias –probablemente lo único que les queda– y seguramente que ya no cuentan con fondos para hacer frente a gastos adicionales de mantenimiento o de mudarse, si la vivienda alquilada queda destruida.
 
“Muchas personas desconocen que si algo sucede en la vivienda que alquilan, el casero no se hará responsable de las pérdidas que puedan sufrir sus pertenencias”, indicó Elianne E. González, portavoz del I.I.I. “Si un incendio consume el apartamento o casa donde usted vive alquilado, el casero no está obligado a resarcirle las pérdidas de sus cosas; pagará sólo por las reparaciones de su propiedad. Para reponer sus cosas personales, usted necesita tener su propio seguro y este es el de inquilinos. Lo bueno es que no es muy costoso e incluye varios beneficios que si se ve en este tipo de desastres agradecerá tener y así contar con apoyo financiero que le ayude a remontar la situación con prontitud”.
 
El costo de una póliza de seguros de inquilinos es relativamente bajo. Según los datos más recientes de la Asociación Nacional de Comisionados de Seguro –National Association of Insurance Commissioners – NAIC) de 2009, el costo promedio de estas pólizas era de $184 al año, es decir, unos $16 al mes.
 
Las pólizas de seguros de inquilinos varían, pero por lo general dan protección contra un amplio rango de desastres que podrían afectarle, como por ejemplo, repondrían sus pertenencias en casos de incendios, daños por humo, daños por agua (ya sea por apagar un incendio o por una tubería rota), daños por rayos, vandalismo, robo, explosión, tormentas, tornados, huracanes, pero por lo general NO incluye los daños causados por una inundación.
 
El seguro de inquilinos, al igual que el de propietarios, tiene una porción de cobertura ya incluida de responsabilidad civil en caso de que terceros, visitantes en su vivienda alquilada, resulten lesionados y le demanden. Esta porción del seguro de inquilino le ayudará a enfrentar costos legales si usted es demandado por daños que usted, algún familiar o su mascota causen a terceros.
 
Otra porción que es sumamente útil es la que se conoce como Gastos Adicionales de Mantenimiento o Additional Living Expenses (ALE) que entra en acción si usted necesita desalojar el lugar mientras este es reparado por causa de una pérdida cubierta en el seguro, por ejemplo, por culpa de un incendio. La porción ALE, que suele tener un monto definido y limitado, ayuda a pagar cosas como un hotel, un lugar donde vivir temporalmente, y gastos de comer fuera porque no puede usar la vivienda, mientras ésta está siendo reparada. Es esencial que usted conozca cuál es el límite de su cobertura y qué cosas incluye o no incluye en su caso específico y cómo solicitarlo si lo necesita.
 
Hay dos tipos de pólizas de seguros de inquilinos:
 
1. Cobertura de reemplazo por el valor actual de sus cosas (actual cash value) – esta paga por el reemplazo de sus posesiones hasta el límite de la póliza, menos una deducción por el monto de la depreciación de sus cosas.
2. Cobertura de reemplazo por el costo de sus cosas (replacement cost)– que paga el costo de reemplazar sus cosas por otras de similar valor, sin descontar la depreciación por el tiempo que las ha tenido, hasta el límite de su póliza.
 
Si usted posee cosas de valor excepcional como joyas, colecciones, piezas de arte, equipos deportivos costosos o instrumentos musicales, considere obtener un endoso o póliza adicional (floater en inglés). La mayoría de las pólizas de inquilinos ofrecen solo una cantidad específica y limitada para estas cosas que pudieran ser mucho más caras de reemplazar. Un anexo o póliza adicional para esas cosas costosas y valiosas suele ser una forma mejor de reemplazarlas si algo las destruye o dañe.
 
Si usted vive alquilado, revise la lista de recomendaciones para adquirir un seguro de inquilinos y así podrá tomar las decisiones correctas y adquirir el seguro que sea más adecuado para usted.
 

ENLACES RELACIONADOS

 
 

EL I.I.I. ES UNA ORGANIZACIÓN SIN FINES DE LUCRO DEDICADA A LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN Y ESTÁ RESPALDADA POR LA INDUSTRIA DE LOS SEGUROS.

Insurance Information Institute, 110 William Street, New York, NY 10038; (212) 346-5500; www.iii.org

 

 

Back to top