¿Está su negocio debidamente asegurado? Averíguelo haciendo estas cuatro preguntas importantes a su aseguradora

INSURANCE INFORMATION INSTITUTE
Oficina de Prensa New York: 212-346-5500; media@iii.org
Elianne E. González, Florida: 954-389-9517 ó 954-684-4410

NEW YORK, 16 de febrero de 2010 — Manejar un negocio exitoso en la actual situación económica no es una tarea fácil. Además de los riesgos típicos de robo o de un incendio, existe una serie de otros riesgos que son únicos y específicos a cada tipo de empresa. Por tanto ahora más que nunca, es esencial que los propietarios de un negocio se cercioren que están comprando el tipo de seguro adecuado y la cantidad de cobertura precisa, y que cada año actualizan sus pólizas de seguros para añadir las mejoras, adquisiciones importantes, y el costo de reconstrucción, así como que se tomen en cuenta los riesgos de responsabilidad civil, indica el Insurance Information Institute (I.I.I.).

“Uno de los grandes errores de los propietarios de negocios es que no obtienen la cobertura adecuada y sufren de vacíos de cobertura en algunas áreas”, indicó Elianne E. González, portavoz del I.I.I. “Los empresarios deben contactar a sus aseguradoras o al agente de seguros al menos una vez al año para revisar que su cobertura de seguros sea adecuada”.

 
Se recomienda que los negocios pequeños (aquellos con 100 empleados o menos) tengan una póliza de Seguros de Propietarios de Negocios (Businessowner's Policy – BOP) ya que es la manera más asequible de obtener una cobertura bastante amplia. Las pólizas BOP se pueden describir como pólizas empaquetadas, “listas para llevar”, pues combinan varias de las coberturas básicas que típicamente necesita un pequeño negocio y cuyas primas suelen ser más económicas que si se compran por separado. Puesto que combina las coberturas de propiedad y responsabilidad civil, las pólizas BOP cubren los negocios en situaciones donde pudieran suceder daños a la propiedad, suspensión de las operaciones y también contra demandas civiles resultantes de posibles daños a personas o la propiedad de terceros en sus instalaciones.
Las pólizas BOP no incluyen responsabilidad civil profesional, seguro de automóvil, seguro de compensación laboral (workers compensation), o seguro de salud para los empleados ni de discapacidad física. Para estas coberturas, el empresario deberá obtener pólizas por separado, ya sea para sus autos, para los empleados o para los servicios profesionales que ofrece. Para empresas medianas y grandes existen pólizas comerciales mucho más extensas.
Para confirmar que su negocio está debidamente asegurado, el I.I.I. sugiere hacerle a su agente o aseguradora las siguientes cuatro preguntas esenciales:


1. ¿Tiene el negocio suficiente cobertura como para reconstruir las instalaciones, reemplazar sus pertenencias y la mercancía o inventarios?

Estos renglones, por lo general, son parte de la cobertura conocida como Cobertura de Edificación y Propiedad Personal (Building and Personal Property – BPP) y da protección en cualquier combinación a esas tres categorías amplias: el edificio con sus instalaciones, las pertenencias o bienes del negocio, y mercancía y la propiedad del negocio o las pertenencias personales de terceros. Usualmente el edificio que se incluye en la cobertura es de propiedad del empresario, sin embargo, puede obtenerse también en caso de que como arrendatario esté obligado a obtener cobertura para las estructuras o edificación bajo los términos del contrato de arrendamiento (lease).

 
La cobertura de Propiedad Personal, o bienes del negocio, (Business Personal Property) incluye siete categorías específicas:
  1. Mobiliario y accesorios del local
  2. Maquinarias y equipos
  3. Mercancías e inventarios (por ejemplo, mercancías en almacenaje, materias primas para producción, productos en manufactura y productos terminados)
  4. Propiedad o bienes del negocio que se usen en el desempeño de sus actividades
  5. Materiales y productos finales provistos por el negocio pero de propiedad de terceros
  6. Si se trata de un arrendamiento, las mejoras realizadas al local por el arrendatario
  7. Propiedad o bienes arrendados por los cuales el negocio tiene una obligación contractual de asegurar
 
Es de vital importancia que el valor de los bienes y propiedades esté desglosado y actualizado anualmente de modo que refleje el efecto de la inflación en la valoración o los incrementos de los costos.
2. ¿Tiene el negocio suficiente seguro que cubra las pertenencias o bienes personales de los empleados?
 
Es posible que necesite agregar la Cobertura de Efectos Personales y Propiedad de Terceros (Personal Effects and Property of Others) a su póliza de seguro de negocios. Esta porción permite al asegurado incluir hasta $2.500,00 de cobertura para los efectos o bienes personales y de sus socios o empleados, y otros bienes personales de terceros que hayan dejado al cuidado, uso o control del dueño de la póliza. Esta cobertura no incluye pérdidas por robo, aún cuando el robo sea una pérdida cubierta por la póliza general de Seguro de Propietarios de Negocios.
 
Si el monto de $2.500,00 resulta un límite inadecuado para la cobertura de la propiedad personal o bienes de terceros en posesión del negocio, se puede comprar una cobertura con límites mayores. 
3. ¿Tiene el negocio suficiente seguro para mantenerse en funcionamiento?
 
Un negocio que necesita cerrar sus puertas completamente mientras se realizan reparaciones en el local puede perder su clientela en manos de la competencia. Por eso, es esencial una rápida recuperación de las actividades normales del negocio después de un siniestro. Allí la gran importancia que tiene el seguro contra interrupción de negocios.
 
“Cerciórese que los límites de su póliza son suficientes para cubrir su empresa por más de unos cuantos días”, recomienda González. “Después de un desastre de importancia, suele tomar mucho más tiempo de lo que las personas creen o anticipan para volver las cosas a la normalidad y para que el negocio vuelva a funcionar completamente. Por lo general, existe un período de espera de 48 horas para que la cobertura del seguro contra interrupción de negocios comience o se haga efectiva”. “Muchos propietarios de negocios no piensan en planes de contingencia en caso de que un desastre como un incendio o cualquier otro peligro dañe sus instalaciones y estas queden temporalmente inservibles”, añadió la portavoz del I.I.I.
El precio de una póliza estará vinculado a los riesgos que tengan las instalaciones de sufrir los efectos de un incendio o de otros peligros. Cuando todos los demás factores son los mismos, es posible que el precio de los seguros de un restaurante sean mayores a los de una oficina cualquiera, por ejemplo una oficina de bienes raíces, porque puede estar mucho mas expuesto a sufrir incendios. Además, en este ejemplo hay que considerar que de ser necesario, un negocio de oficina va a poder mudarse temporalmente y operar desde otro local con mayor facilidad que un restaurante.
 
Existen varios tipos de seguro contra interrupción de negocios. Usted puede adquirir uno, todos o la combinación que tenga más sentido para su negocio. Aquí están los más comunes:
  • Cobertura de los ingresos del negocio (Business Income) – Compensa a los dueños del negocio por la pérdida de ingresos si la empresa necesita desocupar sus instalaciones debido a daños sufridos por un desastre cubierto bajo la póliza de Seguros de Propietarios de Negocios. La cobertura de los ingresos del negocio repone las ganancias que este hubiera generado, basada en los estados financieros, si el desastre no hubiera ocurrido. La póliza también incluye cobertura de gastos operativos como pagos de servicios contratados – por ejemplo, el servicio eléctrico – cuyas facturas continúan llegando aunque el negocio esté temporalmente paralizado.

    Revise sus estados de ganancias y pérdidas y sus informes financieros junto con su contador para determinar cuál es su ganancia anual (los ingresos totales menos los gastos totales incurridos del año). Además debe tener una idea general de cuánto es el ingreso de su empresa (y por tanto, cuánto estaría perdiendo si no puede operar) en un año típico. Adquiera suficiente protección de seguro que le permita cubrir al menos ese monto de ganancia anual. 

  • Cobertura de gastos extras para generar ingresos de Negocios (Extra Income)– Le reembolsará los gastos extras o adicionales que el negocio tenga que incurrir por encima de los gastos típicos y normales de operación, para evitar que tenga que cerrar sus puertas al público o a sus clientes, durante el período de restauración de las instalaciones.

    Para conocer el monto de cobertura que va a necesitar, debe obtener un avalúo o valoración (appraisal) de las instalaciones donde opera, así como de un inventario detallado del contenido de estas, incluyendo inventarios, maquinaria y equipos de oficina.

  • Seguro de contingencia contra pérdidas por la interrupción de negocios (Contingent Business Interruption) – Da protección a los ingresos del negocio en situaciones en las que los daños hayan ocurrido en las instalaciones de sus proveedores o a quienes ellos proveen de materiales o productos, en lugar de daños físicos ocurridos en las instalaciones del asegurado mismo. Hoy día las empresas dependen intrínsicamente de una cadena de proveedores y también son parte de dicha cadena para vender sus productos y servicios. ¿Qué sucedería a su negocio si un proveedor principal de su empresa sufre daños cuantiosos y no puede hacer entrega de materiales, productos o servicios? 

    Cerciórese de que puede determinar cuánto de su ganancia o ingresos dejarían de entrar si su empresa no pudiera producir sus productos o servicios porque su principal proveedor falle en la entrega de materiales, o su principal cliente esté impedido de recibir las entregas de sus productos. 

4. ¿Tiene el negocio suficiente cobertura para proteger sus bienes, propiedades y activos de demandas legales?
 
El modo de proteger sus activos y bienes de negocio contra demandas es obtener suficiente cantidad de Seguro de Responsabilidad Comercial (Commercial General Liability Insurance – CGL). Las pólizas CGL cubren reclamos en cuatro áreas básicas de responsabilidad comercial:
  • Daños físicos a terceros (bodily injury)
  • Daños a la propiedad de terceros (property damage)
  • Daños personales y perjuicios (personal injury), que incluye difamación o difamación de carácter y calumnias (slander, libel).
  • Daños causados por promoción y mercadeo engañoso (advertising injury).
Además de incluir reclamos por los riesgos mencionados anteriormente, la póliza CGL también provee cobertura para los costos de defensa legal y para pago de adjudicaciones impuestas por la corte, o en acuerdos económicos de reclamos.

Las pólizas de seguro de responsabilidad civil comercial siempre establecen un monto máximo que la aseguradora pagará durante el período de la póliza. Para este tipo de seguros hay dos tipos de coberturas disponibles: la conocida en inglés como “occurrence" o ocurrencia del reclamo y da protección por la cantidad máxima contratada cuando sucede la situación de reclamo; el otro tipo de cobertura se conoce como “claims-made” o de reclamos presentados, que da protección por el monto máximo existente en el momento de presentar el reclamo.   

  • Una póliza tipo ocurrencia del reclamo provee un monto específico de cobertura para cada año de cobertura. Por ejemplo, si un negocio tiene esta cobertura, que se representa como una fracción $100.000/$300.000 (donde el primer número representa el monto máximo que la póliza pagará a cada individuo involucrado en un reclamo de seguros; el segundo número es el máximo de dinero que la póliza pagará por cada reclamo, no importa la cantidad de individuos involucrados en este) en 1999 y ese año sucedió algo que generó una demanda varios años después, digamos que en 2010 cuando el negocio tiene una cobertura mayor de $1 millón/$3 millones, la compañía de seguros será responsable por el monto de cobertura que existía en vigencia cuando ocurrió la situación. Así que si alguien gana una demanda por $250 mil en su contra, lo máximo que pagará la compañía, no importa cuando es el pago, será de $100.000 y la diferencia será responsabilidad del negocio o de sus dueños. No importa que la inflación y los costos de estas demandas hayan aumentado, la cobertura que se usará será la vigente cuando ocurrió el evento del reclamo. 
  • La cobertura de reclamos presentados va a reconocer los límites de cobertura que existen en el momento que se presenta el reclamo. Esto genera la ventaja de que si el negocio mejora la cobertura, ésta mayor protección aplicará a todos los reclamos que se presenten. En este caso, los aumentos de cobertura ayudan a que se mantenga al día con la inflación y los aumentos de costos legales y de demandas.

Back to top