¿Listo para el invierno? ¿Y su casa? Conozca cómo protegerla contra los daños invernales

PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA
Oficina de Prensa, New York: (212) 346-5500; media@iii.org
Elianne González, Florida: (954) 389-9517 o (954) 684-4410
 
NEW YORK, 24 de Octubre 2013 — El invierno se acerca y rápidamente, con tormentas de nieve que ya han afectado el estado de South Dakota a principio de octubre y bajas temperaturas que han hecho historia en Chicago para este mes. Lo que hace ver que las predicciones del popular Farmers’ Almanac para esta temporada invernal 2013-2014 sea de más frío y fuertes nevadas.
 
La buena noticia es que muchos de los daños que causan las tormentas y otras condiciones climatológicas invernales son prevenibles con unas sencillas precauciones hechas con anticipación. El otoño y estos meses más templados son la oportunidad perfecta para proteger su vivienda de los efectos de la nieve, la lluvia o el hielo, según recomienda el Insurance Information Institute (I.I.I.).
 
Las pólizas estándar de seguros de propietarios suelen proveer de cobertura para los daños causados por los desastres del invierno, cosas como la ruptura de las tuberías porque el agua que se congela dentro, el colapso del techo por el peso de la nieve o del hielo y otros daños como los incendios que suelen ocurrir por estufas o chimeneas. Contra las inundaciones, es necesario contar con la cobertura de seguro de inundación, el cual se adquiere por separado, ya sea a través del Programa Nacional de Seguros de Inundación (National Flood Insurance Program) o de algunas aseguradoras privadas especializadas.
 
Los daños invernales a los autos (que no sean producto de falta de mantenimiento mecánico) están cubiertos bajo la porción extensiva del la póliza de seguros de automóviles
 
Los daños que causa la nieve ya sea durante una tormenta o sus efectos posteriores al derretirse, colocan los daños invernales en la tercera causa de pérdidas catastróficas según datos del I.I.I. Las tormentas de invierno causaron más de 38 millones de dólares en 2012, según informa Munich Re. Y según los estudios de ISO, entre 1992 y 2011, las tormentas invernales causaron unos $28.000 dólares en pérdidas acumuladas (valoradas al 2011), que promedian cerca de un mil millones de dólares en pérdidas anuales.
 
Por lo mismo, el I.I.I. ofrece estas recomendaciones para preparar su vivienda para la llegada del invierno:
 

Para el exterior de su casa

  • Limpie los canales de desagüe del techo. Quite hojas, ramas, sedimentos y otros desperdicios acumulados que puedan frenar el desagüe de la nieve derretida. Esto evitará que se represe el agua, se congele y se acumule hielo y nieve en los techos y paredes de la casa.
  • Instale rejillas protectoras en los canales de desagüe. Estas rejillas, conocidas en inglés como gutter guards, se consiguen en ferreterías y tiendas especializadas para mejoras del hogar y previenen que se atasque la suciedad y escombros en los canales de desagüe y que impida que el agua del hielo de los techos llegue al suelo.
  • Pode los árboles cercanos a su casa. Ramas débiles o árboles muy frondosos ceden bajo el peso de la nieve y el hielo y pueden causar daños si estos caen en su techo o sobre su auto, además de la posibilidad de causar daños a personas o transeúntes en su propiedad.
  • Repare los escalones y pasamanos de escaleras. Evite que las personas resbalen y se caigan hiriéndose seriamente. Las escaleras con escaños rotos y cubiertas con nieve pueden ser muy peligrosas para los transeúntes y su familia.
  • Selle las grietas y agujeros en las paredes externas de su casa así como en las bases. Asegúrese de usar cemento o yeso para cubrir huecos y evitar que se acumule agua, ya que al congelarse pueden erosionar las paredes. Igualmente proteja las tuberías externas contra rupturas y si posee claraboyas en el techo o techos traslúcidos, asegúrese de que están sellados herméticamente para que el hielo y la nieve no encuentren forma de entrar en su casa.
 

En el interior de su casa

  • Mantenga la casa templada. Se recomienda mantener el termostato al menos en 65 grados F ya que el interior de sus paredes por donde corren las tuberías de agua está más frío que el exterior y una temperatura más baja podría hacer que los tubos se congelen.
  • Añada material aislante adicional en el ático, el sótano o en la parte inferior de su vivienda si esta está sobre pilares. Una buena cantidad de material aislante en el ático no solo prevendrá que pierda la calefacción, sino que además evitará que el calor de la casa derrita la nieve en el techo y esta penetre o lo que es peor se congele nuevamente en el techo como hielo y su peso haga ceder la estructura. La temperatura ideal para el ático es entre 5 y 10 grados más caliente que la temperatura exterior. Un buen aislante en el sótano permitirá que las tuberías no se congelen y revienten de la presión. Lo mismo puede aplicarse a espacios que no son habitados regularmente, como el garaje, para evitar que se congelen las tuberías que allí desembocan.
  • Asegúrese que su sistema de calefacción recibe servicio de mantenimiento. Todas las partes del sistema de calefacción como la estufa, la chimenea, la caldera y los conductos, deben revisarse al menos una vez al año, y asegurarse de que no muestran daños causados por el humo y calor del uso continuo del año anterior.
  • Revise las tuberías. Busque y repare cualquier rendija o rotura que permita que los tubos pierdan agua y cubra con cinta aislante térmica los tubos expuestos a la intemperie.
  • Instale una válvula de escape de presión de emergencia en su sistema de plomería. Esta válvula permitirá dejar escapar la presión que puede acumularse en el sistema de plomería por el congelamiento del agua en los tubos y evitar así que estos exploten.
  • Revise que las alarmas de fuego y de humo estén funcionando correctamente. Hay un incremento de riesgo de fuego en las residencias, particularmente durante el invierno, así que para su protección y la de su familia asegúrese de que los sistemas de monitoreo funcionan. Considere además instalar un detector de monóxido de carbono para evitar la acumulación de este gas, generalmente fatal y que suele pasar desapercibido.
  • Conozca dónde se cierra la llave de paso principal del agua en su propiedad y dónde están las tuberías principales. Si las tuberías se congelan, no hay tiempo que perder. Cuanto más rápido pueda cerrar el paso del agua y darle indicaciones a su plomero, menores serán los daños que tendrá que enfrentar por la ruptura de las mismas.
  • Contrate un constructor licenciado que revise su propiedad para detectar cualquier daño estructural. Si usted detecta un daño estructural a tiempo, arreglarlo puede resultar mucho menos costoso que si ocurre un daño mayor por esperar para hacer una reparación. Pregunte además sobre la implementación de mecanismos que eviten una inundación por agua de nieve en áreas propensas, como el sótano o las paredes de las bases de la edificación. La cobertura plástica de las paredes internas de un sótano y la instalación de ciertas bombas de desagüe pudieran ayudarle a evitar que su casa y pertenencias terminen inundadas por causa del agua de nieve. 
Si además usted se ausenta de su casa por períodos extensos de tiempo, tome precauciones especiales al respecto. Desconecte el agua y contrate personal especializado para que purgue el agua de las tuberías internas de su vivienda y por lo tanto minimice en lo posible el riesgo de que el agua se congele y explote los tubos en su ausencia.
 
Contrate una persona que revise con regularidad su propiedad y que pueda intervenir a tiempo si algo sucede durante su ausencia. Si se presenta un problema y éste es atajado a tiempo, los costos de reparación serán sustancialmente menores. Además, si hay actividad en su casa es posible que también reduzca las posibilidades de que esta sea seleccionada por los ladrones como una vivienda vulnerable.
Si desea más información sobre cómo acondicionar mejor su casa los caprichos de la Madre Naturaleza, visite el sitio del Insurance Institute for Business & Home Safety.
ENLACES RELACIONADOS
 
El conjunto de aplicaciones gratuitas para los teléfonos móviles del I.I.I. son herramientas que le facilitan crear un plan contra desastres, seleccionar el seguro adecuado para sus necesidades y presupuesto, y crear un inventario de sus pertenencias personales. Puede encontrar este conjunto de aplicaciones aquí.

 

Además, el I.I.I. tiene una sección de videos educativos en su canal de YouTube.
 
 

EL I.I.I. ES UNA ORGANIZACIÓN SIN FINES DE LUCRO DEDICADA A LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN Y ESTÁ RESPALDADA POR LA INDUSTRIA DE LOS SEGUROS.
 
Insurance Information Institute, 110 William Street, New York, NY 10038; (212) 346-5500; www.iii.org

 

Back to top