Los daños por rayos generan preocupaciones entre las aseguradoras por el aumento de los reclamos en los últimos 5 años

Un estudio del I.I.I. muestra que en general las pérdidas siguen la tendencia alcista a pesar de un respiro en 2009

NEW YORK, 7 de abril de 2010 —Dicen que los rayos nunca caen dos veces en el mismo sitio, pero para las aseguradoras ocurren cientos de miles de veces al año causando millones de dólares en daños. De hecho, el costo promedio de un reclamo a la aseguradora por daños a la vivienda causados por rayos a incrementado sustancialmente en los últimos cinco años, indicó el Insurance Information Institute (I.I.I.).

 
Un análisis realizado por el I.I.I. de datos disponibles de propietarios de vivienda y sus reclamos, encontró 185,789 reclamos de seguros debido a tormentas eléctricas en 2009 con un costo de $798 millones y con un promedio por reclamo de $4.296. Las pérdidas causadas por descargas eléctricas produjeron daños que van desde desperfectos a equipos electrónicos costosos, hasta incendios provocados por los rayos que destruyeron casas enteras. 
 
Los daños asegurados causando por rayos y tormentas eléctricas superaron por primera vez un mil millones de dólares en 2008, en los Estados Unidos. El número de reclamos por esta razón y la cantidad promedio de estos reclamos disminuyeron en un 25% entre el 2008 y el 2009, debido a una menor cantidad de tormentas en 2009. Sin embargo, la tendencia general es del incremento en el monto promedio de los reclamos que suma un 39% de aumento acumulado en los pasados cinco años.
 

“Pero no hay que confundirse, los rayos y los efectos causados por tormentas eléctricas juegan un papel significativo entre los riesgos y daños causados a una propiedad, sea una vivienda o un negocio”, dijo Elianne E. González, portavoz del I.I.I. “Sin embargo, algunas pérdidas son prevenibles usando los sistemas de protección apropiados para las edificaciones tales como pararrayos o conductores de estos hacia tierra”.

Los rayos no solo causan daños a la propiedad sino también producen muertes. Según la Oficina Nacional de estudios oceánicos y atmosféricos (National Oceanic and Atmospheric Administration -NOAA), en 2009 fallecieron 34 personas a causa de rayos, en 22 de los 50 estados del país, incluyendo Puerto Rico.  Florida, considerada la “capital” de los rayos, sufrió cinco muertes por estos; Texas y North Carolina sufrieron tres muertes cada uno.

Reclamos y pagso efectuados por pérdidas causadas por rayos entre 2005-2009
 
  2005 2006 2007 2008 2009 Variación en % entre 2005-2009
Número de reclamos pagados
265.700
256.000
177.100
246.200
185.789
-30,1%
Pérdidas aseguradas ($ millones)
$819,6
$882,2
$942,4
$1.065,5
$798,2
-2,6
Costo promedio por reclamo
$3.084
$3.446
$5.321
$4.329
$4.296
39,3
Fuente: Insurance Information Institute.
 
Los daños como incendios o fuegos causados por los rayos, están cubiertos por la póliza estándar de propietarios de vivienda y por las pólizas de propietarios de negocios. Algunas pólizas de seguros de viviendas o de negocios pueden incluir cobertura en caso de que los rayos produzcan variaciones eléctricas como resultado directo en la corriente eléctrica disponible en su vivienda. Igualmente, su auto estará protegido en caso de una descarga eléctrica por la porción de seguro extensivo o comprehensive del seguro del auto.
 
El Instituto de Protección contra Rayos o Lightning Protection Institute (LPI) explica que los mecanismos de protección contra los rayos y descargas eléctricas son parte de una disciplina especializada y requieren de diseño e instalación de sistemas especiales. Estos sistemas de protección para viviendas y negocios deben ser instalados por personal calificado, experimentado y debidamente entrenado que tenga credenciales como puede ser un Certificado del LPI (LPI-certified) o que sean especialistas enrolados con Underwriters Laboratories-UL (UL-listed specialist). 
 
Además, el LPI ofrece estas recomendaciones de seguridad para los dueños de propiedades que estén buscando equipos de protección contra rayos y cuando estos son instalados por especialistas calificados:
 
  • Cerciórese que los materiales y métodos utilizados cumplen con los estándares de seguridad reconocidos nacionalmente por el LPI, por la National Fire Protection Association (NFPA) o por los laboratorios Underwriters Laboratories (UL).
  • Sólo especialistas enrolados (UL-listed) y los contratistas certificados del LPI estarán calificados para instalar los sistemas de protección contra rayos.
  • Revise las referencias. Un especialista calificado deberá proveerle una lista de referencias y la afiliación a una entidad de la industria como puede ser la NFPA, la United Lightning Protection Association(ULPA), el grupo Lightning Safety Alliance (LSA) o la misma LPI. 
  • Pregunte por dispositivos de protección contra fluctuaciones de flujo eléctrico (surge protection). Las fluctuaciones generadas por los rayos pueden dañar los electrodomésticos y equipos electrónicos. Un contratista calificado está en capacidad de recomendarle los equipos adecuados para disminuir la entrada de estas fluctuaciones y otros equipos protectores.
  • La experiencia cuenta. Desconfíe de compañías muy recientes o de aquellos contratistas que le ofrecen un “precio especial reducido” para reparar, arreglar o instalar este tipo de protección contra rayos.
  • Si tiene dudas, contacte al Better Business Bureau o BBB (www.bbb.org) para obtener un informe de la confiabilidad de los contratistas que esté considerando en contratar.
 
En el sitio web del LPI se ofrece una lista de contratistas certificados a todo lo largo del país. Por favor visite su página para más información sobre los rayos y sus peligros
 
El Institute for Business & Home Safety ofrece estas recomendaciones para prevenir los daños de descargas eléctrica y de rayos en su vivienda:
  • Instale un protector de alzas de corriente eléctrica en toda su casa o negocio.
  • Incluya protección para el cableado eléctrico, de TV por cable, de teléfono o de televisión por satélite, que entren en su casa.  
  • Al mismo tiempo es importante que todos los servicios públicos de la estructura (teléfono, electricidad, TV por cable o TV por satélite) estén debidamente conectados a tierra. Así se cerciorará que el sistema de protección de alzas de corriente eléctrica provea la protección necesaria.
  • Todo el cableado que entre a la edificación como teléfono, corriente eléctrica y televisión por cable o satélite debe hacerlo a menos de 10 pies del cableado a tierra del servicio eléctrico.
  • Instale interruptores de circuitos (arc fault circuit interrupters) en todos los circuitos eléctricos.
 
Para detalles sobre el tema de los rayos y descargas eléctricas visite el sitio oficial del Lightning Protection Institute. Para más información sobre cómo proteger su vivienda contra estos y otros daños, visite el sitio web del IBHS.

Back to top