Prioridad para la fiesta del Super Bowl: Conductores designados


El I.I.I. ofrece consejos para ayudarle a ser un anfitrión responsable

INSURANCE INFORMATION INSTITUTE
Oficina de Prensa New York: 212-346-5500; media@iii.org
Elianne E. González, Florida: 954-389-9517 ó 954-684-4410

NEW YORK, 4 de febrero de 2010 — Si está planeando una reunión en su casa o una fiesta para ver el partido de fútbol americano del Super Bowl, recuerde que un anfitrión verdaderamente atento no solo ofrece a sus invitados bebidas, papitas, tortillas y salsitas para untar de todo tipo, sino que además se asegurará que en su reunión haya suficientes conductores asignados que puedan llevar a los invitados de vuelta a sus casas, sanos y salvos, indica el Insurance Information Institute (I.I.I.).

El domingo 7 de febrero, millones de televidentes se reunirán en casas de amigos y familiares para ver el juego entre los “potros”, Colts, de Indianapolis y los “santos”, Saints, de New Orleans, en el Súper Tazón XLIV o Super Bowl XLIV. Mientras que ese día es el más emocionante para los fanáticos del fútbol americano, es también uno de los días más peligrosos en las carreteras puesto que muchos conductores terminan discapacitados para manejar de regreso a su casa debido al consumo de alcohol.

Según las más recientes estadísticas de la Oficina Nacional de Seguridad y Tráfico en las Carreteras, la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), en el año 2008, los accidentes causados por conductores embriagados remontó un 32% del total de las fatalidades ocurridas en accidentes de tránsito en el año. El día Domingo del Super Bowl (desde las 12:01 de la mañana del domingo hasta las 5:59 de la mañana del lunes siguiente), un 49% de las muertes ocurrieron en accidentes donde se vio involucrado un conductor de auto o de motocicleta con un contenido de alcohol en la sangre (BAC) con niveles de 0,08 o más.  De hecho, todos los años mueren más de 13 mil personas en accidentes en los que se encuentran involucrados conductores embriagados.

Los hombres jóvenes –de entre 21 y 34 años de edad– que son la mayor audiencia de este evento deportivo y de muchos otros similares, son los más propensos a manejar bajo la influencia del alcohol, según explica el NHSTA. Estos son además los conductores que tienen más tendencia a manejar a exceso de velocidad y a no abrocharse los cinturones de seguridad.

"Las personas que realicen fiestas en las que se va a servir alcohol tienen la responsabilidad tanto legal como moral de asegurarse de que sus invitados están en condiciones de regresar a sus casas sanos y seguros”, indicó Elianne E. González, portavoz del I.I.I. “Usted no deseará haber permitido que alguno de sus invitados y amigos que ha estado consumiendo bebidas alcohólicas vaya a manejar de vuelta a su casa y corra el riesgo de ocasionar accidentes y daños a ellos mismos y a otros en la carretera, ni se querrá arriesgar de verse responsable financieramente de esas decisiones”.

Según indica el I.I.I., treinta y dos estados tienen leyes o han tenido casos que han creado precedentes en los que el anfitrión de una fiesta en la cual alguien ha tomado unas copas de mas y luego ha causado un accidente con heridos o muertes en la carretera bajo la influencia del alcohol, es co-responsable de las acciones de sus invitados.

Gracias al incremento de las acciones de grupos activistas en contra de estos conductores, como son las Madres en Contra de Conductores Embriagados o Mothers Against Drunk Driving (MADD) que funciona desde los años 90, la sociedad ha incrementado acciones en contra de estos conductores embriagados, mostrando cada vez menos tolerancia a estas infracciones y logrando que las leyes para combatir el manejar bajo la influencia del alcohol se hayan vuelto más severas y las penalidades más fuertes.

“Los conductores encontrados culpables de manejar embriagados enfrentan enormes incrementos en las tarifas de seguro de auto que pueden hasta duplicarse,” advierte González. “Muchas aseguradoras se rehúsan de asegurar a aquellos conductores que en algún momento hayan mostrado un historial de conducir bajo la influencia del alcohol o incapacitados para manejar”.

La fatiga es otro problema potencial. Los informes del NHTSA indican que al menos 100 mil choques y 1.500 muertes cada año son causados por conductores cansados que se quedan dormidos al volante. Una encuesta que llevó a cabo la Fundación Nacional del Sueño (National Sleep Foundation) encontró que 100 millones de conductores, casi la mitad de los conductores adultos del país, manejan adormecidos y que dos de cada diez conductores admiten haberse quedado dormidos ante el volante.

En New Jersey se aprobó una ley en 2003 que iguala manejar adormecido con manejar irresponsablemente (reckless driving) y si un conductor se queda dormido al volante causando un accidente en el que alguien resulta muerto, este conductor puede ser encontrado culpable de homicidio accidental con vehículo y puede encontrarse con una sentencia de cárcel de hasta 10 años y enormes multas. Aunque al menos cuatro otros estados están considerando asumir esas mismas leyes, por el momento New Jersey es el único estado con esta ley aprobada en su legislación estatal.

“Un conductor cansado simplemente no es un conductor seguro, indicó González. “Con unas carreteras más peligrosas de lo usual, este domingo del Súper Tazón los conductores deberán estar especialmente alertas y vigilantes”.

Si planea dar una fiesta, el I.I.I. ofrece las siguientes recomendaciones:

  • Motive a sus invitados a que seleccionen conductores asignados desde el principio de la fiesta, para que puedan llevar, entre todos, a los invitados que no se encuentren en condiciones para manejar de vuelta a su casa.
  • De el ejemplo. Limite su propio consumo de alcohol ya que necesitará poder determinar si sus invitados están o no en condiciones de tomar el auto o que alguien más los lleve a sus casas.
  • Provea a sus invitados con bastantes opciones de bebidas no alcohólicas, comida y otros alimentos para picar mientras beben.  Beber con el estomago vacío provoca una absorción más rápida del alcohol.
  • No insista a sus invitados a tomar bebidas alcohólicas o a rellenar las copas a cada rato. Por supuesto nunca le sirva otro trago a un invitado si esta visiblemente intoxicado.
  • Pare de servir licor al final del tercer cuarto del juego y cambie a bebidas no alcohólicas o café.
  • Tenga a la mano el teléfono de una empresa de taxis local. Si un invitado aparenta haber tomado más de la cuenta o da señales de cansancio como para manejar, pida un taxi, haga que alguien mas que no haya tomado le lleve a su casa o insista a que este invitado se quede a dormir en su casa esa noche.
  • Conozca sus responsabilidades legales. Si usted permite que alguien intoxicado maneje y esa persona se ve en un accidente, usted también pudiera ser encontrado responsable de esas acciones y consecuencias.

Si asiste a una fiesta de Super Bowl o va a un bar o restaurante:

  • Coordine quién será el conductor asignado antes de comenzar la fiesta y, si no va a manejar, deje el auto en su casa. 
  • Evite beber muy rápido. Tome bebidas alcohólicas con moderación y alterne estas con comida y con otras bebidas sin alcohol.
  • Si se encuentra sin un conductor asignado, pida a alguien que lo lleve a casa, pida un taxi o llame a alguien de confianza que lo vaya a buscar. Si no, mire de quedarse donde está hasta que esté sobrio. Averigüe y obtenga los teléfonos de algún programa comunitario (safe ride programs) en su área, en caso de que tenga que dejar de manejar a la vuelta a casa.
  • ¡Abróchese el cinturón! Es una de las mejores defensas contra otros conductores ebrios.

Para encontrar más información sobre cómo prevenir manejar cuando no se está en condiciones, por favor visite la página Web de MADD y la del programa del NHTS: Fanáticos no dejan que otros fanáticos conduzcan embriagados o Fans Don't Let Fans Drive Drunk Program.

El I.I.I. también tiene varios informes investigativos (white papers) sobre seguros y accidentes de autos (Insurance and Auto Crashes), así como sobre los conductores ebrios (Drunk Driving).

El I.I.I. es una organización sin fines de lucro dedicada a la difusión de información y respaldada por la industria de seguros.

Back to top