Consejos para enfrentar un clima invernal severo

Cada año, una gran porción de los Estados Unidos experimenta días de temperaturas glaciales y clima invernal severo, con períodos de tormentas de nieve intercaladas con días de mejor clima con el que la nieve se derrite y, cuando regresa el frío intenso, nuevamente se congelan los residuos de nieve o se acumula más nieve fresca. Con estos cambios de temperatura y períodos de congelamiento es mucho el daño que pueden sufrir las viviendas.


Aquí encontrarán consejos para mantener su vivienda protegida de daños mayores y también recomendaciones de cómo el seguro de propietarios puede ayudarle a enfrentar las pérdidas causadas por un clima invernal severo.

  • Retire con frecuencia la nieve y el hielo de las vías de entrada a su vivienda.
  • Revise que no se formen tapones de hielo en los desagües de las canaletas del techo (gutters).  Mantenga limpias las canaletas o canales del techo y elimine las hojas, vegetación o basura que puedan acumularse para evitar que se tapen los desagües, se acumule el agua y se congele. Este hielo y el agua pueden penetrar las paredes y el techo de su casa causando daños.
  • Mantenga la casa templada al menos a 65 grados. La temperatura dentro de las paredes, por donde están instaladas las tuberías, es mucho más fría que las paredes interiores. Una temperatura más baja de 65 grados no será suficiente para evitar que la parte de adentro de las paredes, y las tuberías, se congelen.
  • Conozca dónde está la llave de paso principal del agua que entra a la vivienda. Conozca cómo se cierra en caso de que se vea obligado a cerrarla en una emergencia.
  • Mantenga el agua de los grifos en movimiento para prevenir el congelamiento del agua en las tuberías. Abra los grifos de agua fría y caliente y deje que corra el agua despacio.
  • Si posee una piscina en su casa, mantenga funcionando la bomba de agua, inclusive durante la noche, para evitar que se congele el agua en las tuberías por falta de circulación.
  • Si no lo ha hecho ya, cerciórese que todas las mangueras del jardín están desconectadas, vacías y guardadas; no las deje conectadas de los grifos del jardín. 
  • Si el garaje está conectado con su casa, asegúrese que las puertas exteriores del garaje están cerradas y no deje abierta la puerta que lleva a su casa.
  • Esté pendiente de las ramas de los árboles, especialmente de aquellas que están débiles o secas, pues pueden ceder al peso de la nieve y del hielo y caer encima de su casa o vehículo, o también, pueden caer encima de personas o animales que estén cerca de su propiedad.  
  • Si tiene una chimenea, una estufa de leña o usa una calefacción eléctrica, cerciórese de que  funcionan debidamente y evitar incendios. También cierre las ventilaciones de la chimenea cuando esta no esté en uso.
  • Si sale de viaje, pida a un vecino que esté pendiente de la casa y de ser posible que la revise con frecuencia en previsión de que una tubería congelada se rompa. Un daño de estos atajado a tiempo puede evitar que las pérdidas sean aún mayores.
  • Si piensa ausentarse por un largo tiempo (o si las temperaturas bajan de cero por mucho tiempo), haga que un plomero o profesional vacíe las tuberías completamente (incluyendo la piscina y sus tuberías), de modo que no corra riesgos que una de estas se congele y explote.

Y en el peor de los casos…

  • Si ve que las tuberías se han congelado, no espere a que estas se revienten para llamar a un plomero. Busque la manera de descongelarlas inmediatamente o llame al plomero para que le ayude.
  • Si una tubería se rompe por congelamiento, primero que nada cierre el paso del agua cerrando la llave de agua principal.
  • Llame a su agente de seguros o a la compañía de seguros de inmediato. Por lo general el perito que le visitará para determinar los daños no necesita ver el agua derramada, pero sí necesitará ver los objetos o la propiedad que resultó dañada.
  • Tome medidas temporales para evitar más daños. El tasador (adjuster) necesitará ver dónde fue el daño y su extensión. Por ejemplo, retire alfombras o moquetas que puedan dañarse aún más por el agua o la humedad.
  • Haga un listado de todos los daños, tanto de la estructura como de los objetos afectados.
  • Guarde todos los recibos de los gastos incurridos, tanto para las reparaciones temporales como en caso que necesite salir de la casa mientras están haciendo las reparaciones.  Entregue copias de estos recibos al tasador o a la aseguradora como parte de la reclamación para que su seguro reembolse dichos gastos.

Las pólizas estándares de seguros de propietarios cubren la mayoría de los daños relacionados con una helada. Por ejemplo, si una tubería se congela y se rompe y el agua derramada causa daños, si las canaletas del techo se tapan y no drenan el agua y ésta al congelarse hacen colapsar el techo, o el agua de la nieve y hielo acumulado penetra las paredes y el techo causando daños a la estructura.

Sin embargo, la mayoría de las pólizas no da cobertura en casos en los que las aguas servidas o de desagüe se regresan a la vivienda por una obstrucción en las cloacas o por culpa de una inundación, así la inundación sea por la nieve derretida (cosa que suele pasar también durante el invierno y no sólo en la primavera).  Para estar cubierto por daños de inundación, el propietario de la vivienda necesita obtener una póliza específica de seguro de inundación. Estas pólizas están disponibles a través del Programa Nacional de Seguros de Inundación (National Flood Insurance Program, NFIP), y algunas aseguradoras privadas especializadas. Ahora bien, las coberturas contra el reflujo de aguas servidas o retorno de aguas de cloacas, por lo general se ofrece como un anexo a la póliza de seguros de propietarios estándar con el pago adicional de un pequeño monto anual.

Si su casa sufre daños por agua, sea el agua de una tubería rota o por una inundación, es muy importante que la zona afectada se repare adecuadamente y quede totalmente seca, ya que la acumulación de agua o presencia de humedad es una fuente segura de problemas de moho. El moho no sobrevive a menos que tenga agua y humedad; cerciórese de eliminar cualquier fuente de estas dos.  

Averigüe con su agente de seguros personal o su aseguradora cuáles son las coberturas que usted posee y qué sería bueno agregar en caso de que no lo posea.

Back to top

Catastrophes | Homeowners
Facts + Statistics: Winter storms
Homeowners + Renters Insurance
¿Sabes que… pasa si se inunda tu casa?