Diez preguntas para ayudarse a determinar si los cambios del año nuevo afectan sus necesidades de seguro

INSURANCE INFORMATION INSTITUTE
Oficina de Prensa New York: 212-346-5500; media@iii.org
Elianne González, Florida: 954-389-9517 ó 954-684-4410

NEW YORK, 21 de enero de 2011 — Adquisiciones y cambios sustanciales en su estilo de vida como un matrimonio, un divorcio o la jubilación pueden tener grandes efectos en sus necesidades de seguros, por lo que es una buena idea hacer una revisión de estas anualmente, indicó el Insurance Information Institute (I.I.I.).

“Conversar sus actuales necesidades de seguros con su agente, con el corredor de seguros o con el representante de la compañía aseguradora que le provee cobertura para cerciorarse que esta está al día, es una excelente manera de comenzar el año con un buen pie financiero”, dijo Elianne E. González, portavoz del I.I.I.

El I.I.I. le recomienda que se responda las siguientes 10 preguntas:

1.    ¿Se ha casado o divorciado?

Si se ha casado, podría calificar por un descuento en su seguro de auto. Los matrimonios podrían bien incorporar dos autos en la relación y dos compañías de seguro, así que tómese su tiempo para revisar su cobertura actual y ver cuál compañía le ofrece la mejor combinación de precio y servicio.

Si está unificando dos hogares, necesitará poner al día su seguro de propietarios. Y debería considerar aumentar su seguro para incluir aquellos objetos de valor que haya recibido como obsequio de boda, y joyas, como los aros de compromiso y de matrimonio.

Después de casarse, también es importante revisar sus necesidades de seguro de vida. Si uno de los cónyuges no trabaja, éste es dependiente de los ingresos de la persona que si trabaja, por lo que lo prudente es revisar no solo la cobertura de seguros de vida sino también la de seguros de discapacidad física. Aún cuando ambos cónyuges trabajan, las decisiones financieras de la familia están basadas en ambos ingresos, por lo que la pérdida de estos por enfermedad o fallecimiento de uno de ellos resulta a menudo devastador y mucho peor sin el seguro de vida adecuado. 

Si se divorcia, probablemente ya no estará compartiendo un auto y se podría mudar a otra residencia. En este caso, debe informar a su aseguradora y hacer los arreglos para obtener pólizas separadas de auto y de propietarios.

2.     ¿Ha tenido un nuevo hijo?

 

Si recientemente su familia cuenta con un nuevo hijo (por nacimiento o adopción), es importante que revise su protección de seguro de vida así como el seguro de discapacidad para trabajar.

 

Así que si está planificando que su seguro de vida cubra los gastos de sus sobrevivientes luego de su muerte, deberá considerar también los gastos que implican la crianza y educación de ese nuevo miembro de la familia, el nuevo hijo, requiriendo más seguro de vida para que todos estén seguros. Si usted planea ahorrar para la educación superior de su hijo, un seguro de vida puede ayudarlo a que ese plan se lleve a cabo. No se olvide de actualizar la designación de los beneficiarios de su seguro de vida para incluir a su nuevo hijo.

 

 

3.   ¿Su hijo adolescente obtuvo su licencia de conducir?

 

Generalmente es más económico agregar a sus hijos adolescentes a la póliza familiar a que ellos compren  una propia por separado. Si ellos manejarán su propio auto, considere asegurarlos con su compañía, de esa forma podrá obtener un descuento de póliza múltiple. Y escojan el auto con cuidado –el tipo de auto que una persona joven maneje puede afectar dramáticamente el precio del seguro. Usted, junto a sus hijos, podrá escoger un auto que sea fácil de manejar y que ofrezca protección en caso de un choque.

 

Además, motive a sus hijos a que obtengan buenas calificaciones y a que tomen un curso de aprendizaje para conducir. La mayoría de las compañías le darán descuentos por obtener al menos una “B” de promedio en la escuela y por tomar cursos reconocidos de manejo.

 

Si sus hijos adolescentes se mudan al menos a 100 millas de distancia de su casa –digamos que se mudan a la universidad –usted puede obtener un descuento por el tiempo que no estén manejando el auto. Esto, por supuesto, asumiendo que ellos han dejado el auto en casa.

 

 

4.    ¿Ha cambiado de trabajo o ha experimentado un cambio significativo en su salario?

 

Si usted tenía seguro de vida o de discapacidad física a través de su anterior empleador y su nuevo empleador no le provee protección equivalente, usted puede reemplazar la cobertura perdida con una póliza individual.

 

En el caso de aumento de sueldo, pudiera adquirir compromisos financieros adicionales de los que dependerán sus sobrevivientes. Asegúrese de revisar su programa de seguro de vida para ver si es adecuado para mantener esos compromisos.

 

Si su salario decrece, usted deseará reducir sus gastos, entre ellos los del seguro de vida. Afortunadamente, las primas de seguro de vida en general se han abaratado, así que si busca información en varias aseguradoras podría pagar menos por su protección. Si usted tiene dos o más pólizas puede combinar los montos de los beneficios por muerte en una póliza para calificar por una tarifa más baja por obtener un monto de seguro particular (por ejemplo, en muchas compañías, $500.000 de seguro cuesta menos que una póliza de $450.000 debido al descuento por volumen, que en inglés se le identifica como un descuento por “milestone” o hito). Pero no deseche su seguro de vida existente hasta después de que tenga su nueva póliza lista.

 

5.    ¿Ha realizado remodelaciones de importancia en su hogar?

 

Si le ha hecho grandes alteraciones a su vivienda, como un cuarto nuevo, ha cerrado el porche o ha expandido la cocina o un baño, corre el riesgo de estar sub-asegurado si no notifica de los cambios a su compañía de seguros.

 

No se olvide de las nuevas estructuras en el exterior de su casa. Si usted ha construido un gazebo, un nuevo cobertizo para sus herramientas o ha instalado una piscina o tina caliente, necesitará hablar con su agente de seguros.

 

Si como parte de la remodelación usted compra muebles, equipos de hacer ejercicios o electrónicos necesitará aumentar el monto del seguro sobre sus posesiones personales. Guarde los recibos y agregue cualquier ítem nuevo a su inventario del hogar.

 

Para crear un inventario de su hogar, pruebe el programa computarizado gratuito del I.I.I. en línea en: Know Your Stuff - Home Inventory.

 

6.     ¿Ha decidido comprar una propiedad para ir de vacaciones o para retirarse?

 

Si usted está en la búsqueda de la casa de vacaciones de sus sueños o de una segunda vivienda donde se pueda retirar, cerciórese de hacer una investigación sobre la disponibilidad y costo del seguro de propietarios antes de que realice la compra. Las ventas de casas vacacionales en los Estados Unidos aumentó un 7,9% en 2009 comparado con 2008, una tasa mucho más rápida que la de las ventas de viviendas principales  (7,1%) durante ese período de un año, según la Asociación Nacional de Corredores de Bienes Raíces (National Association of Realtors). La caída del valor de los inmuebles en todo el país es la razón citada para explicar este aumento del mercado de casas vacacionales.

A menudo, todos los factores que hacen que su casa de vacaciones parezca ideal, ya sea una propiedad frente al mar o un refugio de montaña, puede traer riesgos, que junto con el factor de que la casa va a estar vacía la mayoría del tiempo, puede hacerla muy costosa y difícil de asegurar.


En el caso de que ya haya comprado una casa vacacional, no escatime en el seguro. El riesgo de robo o desastre es tan probable, o hasta más, en una segunda propiedad que en su residencia principal.

 

Si su nueva propiedad está cerca del agua, cerciórese de preguntar acerca de un seguro de inundación. Los daños a su casa o pertenencias como consecuencia de una inundación NO están cubiertos bajo las pólizas estándares de propietarios. El seguro de inundación está disponible a través del National Flood Insurance Program (NFIP) así como de algunas aseguradoras privadas, y generalmente se vende por medio de muchos agentes y corredores privados. Pregunte a su agente o representante si su casa podría estar en riesgo de inundación. Tambien puede colocar su dirección en la página Web del NFIP para ver cuál es su nivel de riesgo. Algunos seguros de propietarios ofrecen cobertura de inundación por encima de la cobertura que otorga la póliza de NFIP.

 

7.     ¿Ha adquirido algún objeto de valor, como joyas, equipos electrónicos, obras de arte o antigüedades? 

 

Una póliza de seguros estándar ofrece solamente una cobertura limitada para estos objetos costosos. Si usted ha realizado compras o recibido obsequios que exceden esos límites, debería considerar una póliza suplementaria con un “anexo” (floater), una póliza separada que provee seguro adicional para sus objetos de valor y los cubre por peligros que no están incluidos en su póliza, como por ejemplo, la pérdida accidental. Antes de comprar un floater, los objetos cubiertos deben ser evaluados por un profesional. Guarde los recibos y agréguelos a su inventario del hogar.

 

8.     ¿Ha firmado un contrato de alquiler de una casa o apartamento?

 

Si usted está alquilando una casa, el propietario es responsable por asegurar la estructura de la edificación, pero no por asegurar sus posesiones –eso depende de usted. Si quiere estar cubierto contra pérdidas debido a robo o catástrofes como fuego, rayos eléctricos o daño por fuertes vientos, considere adquirir este tipo de seguro. Al igual que el seguro de propietarios, el de inquilinos incluye responsabilidad civil, que cubre su responsabilidad hacia otras personas que sufran alguna lesión en su casa o en otro lugar, causado por usted, y paga por los costos de defensa legal si usted es llevado a corte.

 

Sin importar que sea usted un dueño o inquilino, tendrá las siguientes opciones cuando asegure sus posesiones:

 

  • Cobertura de Valor Actual (Actual Cash Value) le paga por reemplazar su casa o posesiones menos una deducción por la depreciación acumulada.
  • Cobertura de Costo de Reemplazo (Replacement Cost) paga el costo de reconstruir/reparar su casa o reemplazar sus posesiones sin deducción por la depreciación.

 

Considere con mucho cuidado acerca de cuál sería su posición financiera en las secuelas de un desastre, y asegúrese de tener el tipo de póliza que sea la correcta para usted.

9.    ¿Se ha unido a un carpool o viaja en grupos?

Si usted es un conductor frecuente de carpool, es decir, hace viajes en grupo para ir al trabajo o llevando a los niños a la escuela y otras actividades, su seguro de responsabilidad podría reflejar un aumento en el riesgo, debido a que lleva más pasajeros en su automóvil. Revise con su agente o representante para estar seguro de que tiene la cobertura adecuada.

 

10.  ¿Se ha retirado?

Si usted viajaba en su auto cada día para ir al trabajo, durante su retiro las millas de su auto seguramente bajarán en picada. De ser así, infórmelo a la aseguradora de su auto ya que podría bajar el costo de sus primas significativamente. Además, los conductores de entre 50 a 55 años, bien pudieran obtener algún descuento, dependiendo de la compañía de seguro.

 
 
 

PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS, VISITE LA SECCIÓN EN ESPAÑOL DEL www.iii.org

PUBLICACIONES DISPONIBLES EN LA tienda iii Y amazon.com

EL I.I.I. ES UNA ORGANIZACIÓN SIN FINES DE LUCRO DEDICADA A LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN Y RESPALDADA POR LA INDUSTRIA DE SEGUROS.

Insurance Information Institute, 110 William Street, New York, NY 10038, (212) 346-5500

 

 

 

 

Back to top